Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique de Inglaterra no tiene recuerdos de su madre

Lady Di murió cuando él tenía 12 años pero el príncipe espera que se sienta orgulloso de él, cuenta en una entrevista

El príncipe Enrique, nieto de Isabel II.
El príncipe Enrique, nieto de Isabel II. Getty Images

Enrique de Inglaterra habla sobre la muerte de su madre, Diana de Gales, en una entrevista a la revista People. En ella asegura que espera que se sienta “increíblemente orgullosa” de él, pero lo que más sorprende de las declaraciones del nieto de Isabel II —que se quedó huérfano a los 12 años— es que casi dos décadas después admite que no tiene “muchos recuerdos de su infancia” con su madre. Pese a ello, asegura que Diana tiene una profunda influencia sobre él, pero intenta no copiar el trabajo solidario que ella hizo. “Disfruto con lo que hago. Pero no hago las cosas porque sienta que mi madre querría que las hiciera”, explica.

El príncipe Enrique en un partido de polo en Florida.
El príncipe Enrique en un partido de polo en Florida. WireImage

“Sé que tengo mucho de mi madre en mí”, cuenta el hijo pequeño de Diana y Carlos de Inglaterra, de 31 años. “Todo lo que quiero es que mi madre esté increíblemente orgullosa. Cuando murió hubo un enorme vacío no solo para nosotros, sino para una enorme cantidad de gente por todo el mundo. Tendré que, en el buen sentido, pasar el resto de mi vida intentando llenar ese vacío. Y también Guillermo”.

La forma en la que Enrique de Inglaterra, quinto en la línea de sucesión, está cumpliendo esa misión es a través de su trabajo filantrópico. El príncipe, un veterano del Ejército británico, está promocionando los juegos Invictus, una competición internacional para soldados y veteranos de guerra que resultaron heridos en conflicto. La segunda edición de los juegos comienza el 8 de mayo en Florida (Estados Unidos) y participarán 500 atletas.

Tras su visita a Reino Unido, el presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama tuitearon un vídeo retando al príncipe a los juegos Invictus. “Hey, príncipe Enrique. ¿Recuerdas cuando nos dijiste que lo diéramos todo en tus juegos Invictus?”, pregunta la primera dama estadounidense. “Ten cuidado con lo que deseas”, le dice el presidente con tono amenazante. Soldados con sus uniformes militares gesticulan detrás de los Obama. Uno de ellos hace el gesto de dejar caer un micrófono y dice “¡Boom!” al final del vídeo.

El príncipe respondió con otro vídeo en la cuenta de Twitter del palacio de Kensington “Desafortunadamente para vosotros Flotus y Potus, no estaba solo cuando me mandasteis el mensaje”, escribió. En el vídeo se ve al príncipe enseñando a su abuela, la reina Isabel II, una prueba de los Juegos Invictus cuando les interrumpe un mensaje de Michelle Obama. Después de ver las imágenes, la reina se encoge de hombros y mira a su nieto diciendo: “Boom, ¿de verdad? Por favor”. El príncipe se gira a la cámara y responde: “¡Boom!”.

En la entrevista para People, el hijo de Carlos de Inglaterra habla sobre sus deseos de ser padre (quiere niños, pero “no hay prisa”), sus recuerdos de una visita a Disney World junto a su madre y su hermano y su paso por el Ejército. Combatió para el Ejército británico en Afganistán, donde pilotó un helicóptero Apache. Asegura que durante esas misiones se sentía impotente. “Llegas y piensas que eres invencible en tu superaeronave, pero estás desamparado”, explica. “Después regresé y pensé: ‘¿Cómo puedo usar mi nombre y mi fama para el mejor fin?". Crear la competición deportiva fue para él “casi como una cura para el dolor que sentí entonces”.

Más información