Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marta Ortega posa para el fotógrafo de los desnudos

Mario Sorrenti publica una foto de la heredera de Inditex tomada en una playa de Barbados, una imagen insólita para la discreta millonaria

Marta Ortega
Marta Ortega, fotografiada por Mario Sorrenti.

Mario Sorrenti, el prestigioso fotógrafo de moda, ha publicado este jueves en su perfil de Instagram una insólita imagen de Marta Ortega, la heredera del imperio Inditex, en una playa de Barbados. El italiano acompaña la imagen con un mensaje en el que agradece a la hija de Amancio Ortega "el gran viaje". La hija de Amancio Ortega ha respondido con un "gracias" y tres "x", utilizadas habitualmente en las redes sociales para enviar besos.El desnudo es un tema recurrente en las fotografías de Sorrenti. En la imagen de Marta Ortega aparece sonriente en un plano corto sin que en él se aprecie ninguna ropa.

En su historial figuran grandes campañas para Hugo Boss, Giorgio Armani o Chloé. También ha realizado un Calendario Pirelli. Para él han posado influyentes personalidades como Scarlett Johansson, Julia Roberts, Jennifer Garner, Rihanna, Natalie Portman, Kate Moss o Clive Owen.

Marta Ortega
La heredera de Inditex de 31 años. GTRES

Marta Ortega, de 31 años, se separó en las últimas horas del año 2014, una noticia que fue toda una sorpresa. Una familia tan obsesionada por mantener su vida privada alejada de la atención mediática no tuvo más remedio que admitir que Marta Ortega y su marido, el jinete Sergio Álvarez, se habían separado sin llegar a celebrar su tercer aniversario de boda y con un niño de un año y medio. No hubo comunicado oficial. Fue la prensa gallega la que publicó sin alardes tipográficos la noticia. Luego, desde las oficinas de Arteixo, sede del imperio de Amancio Ortega, se corroboraron los hechos. “Ha sido una separación amistosa”, cuentan. “Tuvieron problemas hace tiempo. Los intentaron resolver pero no ha funcionado”. El jinete ha rehecho su vida. A ella no le conoce nueva pareja.

La hija de Amancio Ortega, el segundo hombre más rico del mundo, según Forbes, con un capital de 71.600 millones de dólares, no da un paso sin la aprobación de su padre a quien se siente muy unida. La versión oficial describe a Marta Ortega como una mujer normal, sencilla y accesible. Hay discrepancias en torno a si es tímida, simpática, distante, humilde o sosa. Pero todos coinciden en que no responde al prototipo de niña bien, de rica heredera, aunque hay detalles que la delatan. Viste de Zara pero sus bolsos son de grandes firmas, en verano invita a sus amigos a un crucero en el barco de su padre al que también a veces pide prestado su avión. Además de trabajar en el negocio familiar es una esforzada amazona.