Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho gladiadores para retar a Carlsen

Los estadounidenses Caruana y Nakamura parten como favoritos en Moscú para ser aspirantes al título

Los ocho están capacitados para ganar el Torneo de Candidatos, desde hoy en Moscú, cuyo vencedor retará al campeón Magnus Carlsen del 11 al 30 de noviembre en Nueva York. Pero son los dos estadounidenses, Fabiano Caruana y Hikaru Nakamura, quienes han mostrado juego y resultados más convincentes en los últimos meses. La resistencia física y nerviosa pueden ser decisivas en esta durísima liga a doble vuelta.

Cada uno de los otros seis tiene algún motivo para creerse capaz de ganar este torneo tan importante, pero también serios inconvenientes. Estos son los perfiles resumidos de los ocho gladiadores de la mente:

Hikaru Nakamura
Hikaru Nakamura

-Hikaru Nakamura (EEUU, 2.790 puntos, 5º del mundo, 28 años). Afinando mucho el pronóstico, parece el principal favorito, pero con un margen aritmético muy escaso, por sus triunfos recientes en Gibraltar (torneo abierto) y Zúrich (partidas semirrápidas). El argumento más convincente a su favor es que ahora se entrena muy en serio, y ha mejorado muchísimo su repertorio de aperturas. Además, su relación estable con una jugadora italiana le da estabilidad emocional. Y hace muchos años que sabemos de su enorme talento. Lo que ocurra hoy en su estreno con blancas frente a Caruana puede ser muy importante.

Ocho gladiadores para retar a Carlsen

- Fabiano Caruana (EEUU, 2.794, 3º, 23). Su apoteósica actuación en el torneo de San Luis (EEUU) en 2014 (7 victorias consecutivas, tres empates, invicto) le perfilaron como claro aspirante al título mundial. Pero sus resultados desde entonces están muy por debajo, aunque su rendimiento hace sólo dos meses en Wijk aan Zee (Holanda), donde terminó 2º tras Carlsen, fue convincente. Nacido en Miami con doble nacionalidad italo-estadounidense, jugó con la bandera italiana hasta mayo de 2015, y entonces cambió a la estadounidense, lo que puede aportarle mayor financiación y seguridad. También parece un acierto que haya contratado como entrenador al excampeón del mundo (postizo) Rustam Kasimyánov. Su preparación física y psicológica puede ser la clave.

Levon Aronián (Armenia, 2.786, 7º, 33). Lleva camino de convertirse en el eterno aspirante que nunca llega a la meta, tras haber sido el 2º del mundo muchas veces. De su gran talento no hay duda desde que era un niño. Y de su estabilidad psicológica tampoco, si nos fijamos en un carácter muy afable, una amplia cultura general, una pareja estable desde hace muchos años. Pero soporta mal la presión en las grandes citas, quizá porque el ajedrez en su país es tan importante o más que el fútbol (una empresa armenia patrocina este Torneo de Candidatos). Se ha preparado a conciencia en su piso de San Sebastián, y es una gran oportunidad para él.

Anish Giri (Holanda, 2.793, 4º, 21). No hay duda alguna de que es un portento, y no sólo para el ajedrez (habla fluidamente varios idiomas). Su buena preparación también está garantizada porque su entrenador es Vladímir Tukmákov. Y su progresión, juventud y estabilidad emocional (está casado con una gran maestra georgiana) lo perfilan como una gran estrella para muchos años. Pero necesita que alguien le empuje para arriesgar, porque de lo contrario es de una solidez exasperante para muchos aficionados. Su éxito puede depender de cuánto arriesguen sus rivales contra él.

Viswanathan Anand (India, 2.762, 12º, 46). Es uno de los mejores jugadores de la historia, y para no descartarlo basta recordar que ganó el Candidatos en 2014 cuando nadie daba un euro por él. Pero también es cierto que su edad, el consiguiente debilitamiento del sistema nervioso y sus malos resultados recientes (aunque en Zúrich jugó bien) no dicen nada favorable. Todo puede depender de lo que haga en las primeras rondas: si recibe una inyección de moral en vena, el pentacampeón del mundo es muy capaz de lograr otra hazaña.

Serguéi Kariakin (Rusia, 2.760, 13º, 26). Llevamos 14 años esperando que Kariakin, el gran maestro más joven de la historia (logró el título a los 12 años y aún conserva esa marca), explote de una vez, pero no lo hace. Se suponía que iba a hacerlo cuando cambió de nacionalidad (ucrania a rusa), residencia y entrenador, pero tampoco. Su preparación teórica es colosal, y su técnica también, pero le falta ese plus de ambición, tal vez de instinto asesino, para llegar a la cumbre. En todo caso, sería temerario descartarlo porque de su gran calidad no hay la más mínima duda.

Péter Svídler (Rusia, 2.757, 16º, 39). Alguien que ha ganado siete veces el Campeonato de Rusia no puede ser nunca descartado para ganar torneo alguno. Sin embargo, su edad y su perfil le dan pocas probabilidades de retar a Carlsen. Como en el caso de Anand, todo puede cambiar si su arranque es muy bueno.

Véselin Topálov (Bulgaria, 2.780, 8º, 40). Ha logrado todo, incluido el título mundial, y tiene una vida familiar muy estable. Su ambición no puede ser la misma que hace quince años, y en su caso es un factor esencial porque su estilo es agresivo y de alto riesgo. Es decir, los demás jugadores arriesgarán contra él porque es el más vulnerable. Y precisamente ahí puede estar su oportunidad, si sale exitoso de los primeros embates. Además, es muy probable que sus partidas sean las más atractivas para los aficionados.