Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madres que no se rinden

Sus hijos se fueron hace años de sus casas en busca de una vida mejor. Esta caravana de mujeres centroamericanas recorrió México para encontrarlos

  • La XI Caravana de Madres Centroamericanas que buscan a sus hijos desaparecidos en transito por México salió de Tenosique (Tabasco) el pasado 29 de noviembre y concluyó con la celebración del Día Internacional del Migrante el 18 de Diciembre en Tapachula, Chiapas. Conmemoró la Jornada de Acción Global contra el racismo y por los derechos y la dignidad de las personas migrantes, refugiadas, y desplazadas. Activistas acompañaron a las madres de la caravana en su visita por las cárceles del Istmo de Oaxaca con la finalidad de visitar a los reos y así obtener pistas del paradero de sus hijos desaparecidos en transito por México. En la imagen, madres de la caravana esperando entrar al Centro Reclusorio N-8 de la localidad de Matías Romero (Oaxaca).
    1La XI Caravana de Madres Centroamericanas que buscan a sus hijos desaparecidos en transito por México salió de Tenosique (Tabasco) el pasado 29 de noviembre y concluyó con la celebración del Día Internacional del Migrante el 18 de Diciembre en Tapachula, Chiapas. Conmemoró la Jornada de Acción Global contra el racismo y por los derechos y la dignidad de las personas migrantes, refugiadas, y desplazadas. Activistas acompañaron a las madres de la caravana en su visita por las cárceles del Istmo de Oaxaca con la finalidad de visitar a los reos y así obtener pistas del paradero de sus hijos desaparecidos en transito por México. En la imagen, madres de la caravana esperando entrar al Centro Reclusorio N-8 de la localidad de Matías Romero (Oaxaca).
  • Las desapariciones y el desplazamiento forzado son los dos ejes centrales de este recorrido que llegó a su XI edición y que, gracias al compromiso y la decisión del Movimiento Migrante Mesoamericano, permite cada doce meses que un grupo de madres procedentes de diferentes lugares de Centroamérica pueda recorrer México buscando a sus hijos, desaparecidos durante una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo. En la imagen, la caravana de madres de migrantes centroamericanos desparecidos marcha por el centro del la Ciudad de México.
    2Las desapariciones y el desplazamiento forzado son los dos ejes centrales de este recorrido que llegó a su XI edición y que, gracias al compromiso y la decisión del Movimiento Migrante Mesoamericano, permite cada doce meses que un grupo de madres procedentes de diferentes lugares de Centroamérica pueda recorrer México buscando a sus hijos, desaparecidos durante una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo. En la imagen, la caravana de madres de migrantes centroamericanos desparecidos marcha por el centro del la Ciudad de México.
  • La hondureña Ángela Macedo, madre integrante de la caravana, con la imagen de su hijo Marcelo Pineda Martínez, durante las jornadas sobre migración en la UNAM.
    3La hondureña Ángela Macedo, madre integrante de la caravana, con la imagen de su hijo Marcelo Pineda Martínez, durante las jornadas sobre migración en la UNAM.
  • Melvin Javier Lanza Moradel, migrante hondureño, localizado en el puerto de Veracruz, se reencontró con su madre María Elena durante la Caravana de Madres Centroamericanas. Salió en 2002 de Catacamas, departamento de Olanch, en Honduras. En la imagen, posa con la bandera hondureña a orillas del río Suchiate antes de regresar a su país.
    4Melvin Javier Lanza Moradel, migrante hondureño, localizado en el puerto de Veracruz, se reencontró con su madre María Elena durante la Caravana de Madres Centroamericanas. Salió en 2002 de Catacamas, departamento de Olanch, en Honduras. En la imagen, posa con la bandera hondureña a orillas del río Suchiate antes de regresar a su país.
  • Lograr que los legisladores aprueben la ley de desaparición forzada es el elemento pendiente que identifican los integrantes de Movimiento Migrante Mesoamericano a partir de su experiencia acompañando a las familias de los desaparecidos. También reclaman la instrumentación de un mecanismo trasnacional de justicia. En la imagen, dos integrantes de la caravana de madres de migrantes centroamericanos observan el mosaico con las fotos de sus desaparecidos en el Senado de la República Mexicana.
    5Lograr que los legisladores aprueben la ley de desaparición forzada es el elemento pendiente que identifican los integrantes de Movimiento Migrante Mesoamericano a partir de su experiencia acompañando a las familias de los desaparecidos. También reclaman la instrumentación de un mecanismo trasnacional de justicia. En la imagen, dos integrantes de la caravana de madres de migrantes centroamericanos observan el mosaico con las fotos de sus desaparecidos en el Senado de la República Mexicana.
  • Catalina López, coordinadora de las madres de Guatemala muestra un retrato de un desaparecido en la sesión del Senado para tratar la Ley General para Investigar, Sancionar, Prevenir y Reparar la Desaparición Forzada de Personas y la Desaparición de Personas cometida por particulares.
    6Catalina López, coordinadora de las madres de Guatemala muestra un retrato de un desaparecido en la sesión del Senado para tratar la Ley General para Investigar, Sancionar, Prevenir y Reparar la Desaparición Forzada de Personas y la Desaparición de Personas cometida por particulares.
  • Rosa Gutiérrez, de Nicaragua, junto con Maritza Vanegas, coordinadora de este país, muestra el retrato de su hijo Nelson Javier Gutiérrez, en Chiapas.
    7Rosa Gutiérrez, de Nicaragua, junto con Maritza Vanegas, coordinadora de este país, muestra el retrato de su hijo Nelson Javier Gutiérrez, en Chiapas.
  • Juliana Figueroa, de El Salvador, que busca a su hijo Orlando Rauda Figueroa, desparecido en transito por México en el 2000. Sale del Reclusorio de Juchitán, Oaxaca, durante las visitas a centros de internamiento que la caravana fue realizando en diferentes ciudades durante su recorrido.
    8Juliana Figueroa, de El Salvador, que busca a su hijo Orlando Rauda Figueroa, desparecido en transito por México en el 2000. Sale del Reclusorio de Juchitán, Oaxaca, durante las visitas a centros de internamiento que la caravana fue realizando en diferentes ciudades durante su recorrido.
  • Integrantes de la caravana se abrazan recordando los momentos de rabia, indignación y tristeza vividos el año anterior en las afueras del panteón de Juchitán, donde entre los restos de un basurero completamente descuidado, se encontraron fosas comunes de desaparecidos anónimos .
    9Integrantes de la caravana se abrazan recordando los momentos de rabia, indignación y tristeza vividos el año anterior en las afueras del panteón de Juchitán, donde entre los restos de un basurero completamente descuidado, se encontraron fosas comunes de desaparecidos anónimos .
  • En el panteón de Juchitán, en Oaxaca, no hay lugar para los sin nombre. La fosa común donde están enterrados quienes murieron en el trayecto, que se había convertido en un basurero, fue limpiada y un colectivo hizo una pintada en los muros.
    10En el panteón de Juchitán, en Oaxaca, no hay lugar para los sin nombre. La fosa común donde están enterrados quienes murieron en el trayecto, que se había convertido en un basurero, fue limpiada y un colectivo hizo una pintada en los muros.
  • Integrantes de la caravana de madres de migrantes centroamericanos desaparecidos por México, durante  su visita al Senado de la República mexicana. Desplegaron las fotos de sus desaparecidos con motivo de la jornada para discutir la Ley General para Investigar, Sancionar, Prevenir y Reparar la Desaparición Forzada de Personas y la Desaparición de Personas cometida por particulares.
    11Integrantes de la caravana de madres de migrantes centroamericanos desaparecidos por México, durante su visita al Senado de la República mexicana. Desplegaron las fotos de sus desaparecidos con motivo de la jornada para discutir la Ley General para Investigar, Sancionar, Prevenir y Reparar la Desaparición Forzada de Personas y la Desaparición de Personas cometida por particulares.
  • Al paso de la caravana por la estación ferroviaria de Ixtepéc, decenas de migrantes decidieron acompañarlas a las vías. En la imagen, un menor migrante “no acompañado” sostiene una bandera hondureña sentado en los raíles.
    12Al paso de la caravana por la estación ferroviaria de Ixtepéc, decenas de migrantes decidieron acompañarlas a las vías. En la imagen, un menor migrante “no acompañado” sostiene una bandera hondureña sentado en los raíles.
  • Rosa Elisabet Flores, de Honduras, muestra el retrato de su hijo Selvin René Hernandez Flores, desaparecido en transito por México, a los migrantes del albergue Hermanos en el canimo de Ixtepec, en Oaxaca.
    13Rosa Elisabet Flores, de Honduras, muestra el retrato de su hijo Selvin René Hernandez Flores, desaparecido en transito por México, a los migrantes del albergue Hermanos en el canimo de Ixtepec, en Oaxaca.
  • Reyna Isabel Portillo, de El Salvador, madre de Marvin Leonel Álvarez Portillo. En la imagen, busca alguien que le pueda poner en contacto con su hijo.
    14Reyna Isabel Portillo, de El Salvador, madre de Marvin Leonel Álvarez Portillo. En la imagen, busca alguien que le pueda poner en contacto con su hijo.
  • Sebastiana, mujer quiché, partió de Chichicastenango, en el departamento de El Quiché, Guatemala, para unirse a la XI Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos. Busca a su hijo Edgar Rodolfo Xón Ajanel, que partió de Chichicastenango el 5 de julio de 2008.
    15Sebastiana, mujer quiché, partió de Chichicastenango, en el departamento de El Quiché, Guatemala, para unirse a la XI Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos. Busca a su hijo Edgar Rodolfo Xón Ajanel, que partió de Chichicastenango el 5 de julio de 2008.
  • La XI Caravana de Madres Migrantes logró reunir a las hermanas Esperanza y Gloria Saenz Santeliz, originarias de Nicaragua, quienes se reencontraron luego de ocho años. Perdieron el contacto cuando una de ellas partió en busca de mejores condiciones de vida hacia los Estados Unidos.
    16La XI Caravana de Madres Migrantes logró reunir a las hermanas Esperanza y Gloria Saenz Santeliz, originarias de Nicaragua, quienes se reencontraron luego de ocho años. Perdieron el contacto cuando una de ellas partió en busca de mejores condiciones de vida hacia los Estados Unidos.
  • 17
  • Una vecina de localidad de Puerto Madero examina las fotos de los desaparecidos durante la visita de la Caravana de madres Migrantes centroamericanas por tierras del Soconusco chiapaneco, en Puerto Madero (Chiapas).
    18Una vecina de localidad de Puerto Madero examina las fotos de los desaparecidos durante la visita de la Caravana de madres Migrantes centroamericanas por tierras del Soconusco chiapaneco, en Puerto Madero (Chiapas).