Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera ofrece a PP y PSOE un acuerdo de legislatura con reformas concretas

El líder de Ciudadanos plantea a Rajoy y Sánchez acordar medidas de regeneración

Albert Rivera hoy durante su comparecencia

Albert Rivera ha ofrecido este miércoles a PP y PSOE consensuar un pacto entre las fuerzas constitucionalistas que permita que arranque la legislatura e impulse las reformas de regeneración política que necesita España a juicio de la formación emergente. El líder de Ciudadanos ha asegurado que mantiene su decisión de no entrar en el próximo Gobierno y de abstenerse o votar 'no' en la votación de investidura del próximo presidente, aunque ha dejado abierta la puerta a cambiar esas posiciones "si hay acuerdos de fondo" y ante "la complejidad" de la situación que plantea el reto independentista en Cataluña, donde este domingo la Asamblea de la CUP vota si hace presidente a Artur Mas. Unión, regeneración y estabilidad económica son los tres ejes temáticos que Ciudadanos pondría sobre la mesa para cambiar, entre otras cosas, la ley electoral y la de partidos. Rivera busca un Gobierno de consenso entre los partidos constitucionalistas.

“Dependiendo del alcance final de los acuerdos que se alcanzaran en esa mesa, podría salir algo muy parecido a un pacto de legislatura”, explicó José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido y jefe de gabinete de Rivera, que permanecerá en la oposición. “Habría que ver si el acuerdo es esa hoja de ruta más cerrada, con un documento ya con calendario y cosas más allá, por ejemplo a nivel presupuestario, o si es un acuerdo en lo fundamental, que es que empiece la legislatura, y únicamente en determinadas leyes. Dependerá del alcance del resultado final de la negociación”.

El líder de Ciudadanos, que ha excluido a Podemos de un hipotético acuerdo, se intercambió mensajes este martes con Mariano Rajoy y esta mañana ha hablado por teléfono con el presidente del Gobierno en funciones, que ya se ha reunido con Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. El candidato del PP necesita lograr la abstención del socialista para ser presidente. Tras la última propuesta que Junts pel Sí ha trasladado a la CUP en Cataluña, Rivera también ha vuelto a ofrecer a los dos partidos mayoritarios su Pacto por España, que tiene como eje fundamental la defensa de la Constitución y del principio de que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español. El presidente de Ciudadanos interpreta que las fuerzas soberanistas están aprovechando el resultado de las elecciones generales para acelerar en el cumplimiento de su hoja de ruta independentista mientras se negocia la formación del Gobierno. Según Rivera, en ese proyecto están jugando un papel fundamental Podemos, que plantea un referéndum vinculante para Cataluña en el primer año de legislatura, y las plataformas de Galicia, Cataluña y la Comunidad Valenciana con las que ha concurrido a las elecciones.

El candidato invoca el espíritu de la Transición

Albert Rivera habló ayer por teléfono con Mariano Rajoy y le envió un mensaje a Pedro Sánchez, con el que espera conversar en las próximas horas. Los contactos entre los líderes de las principales formaciones se intensificarán en los próximos días. Rivera invoca el recuerdo de la Transición, cuando políticos de muy distintas ideologías lograron ponerse de acuerdo.

“Al margen de siglas y de los que gobiernen y los que estemos en la oposición, debemos firmar un pacto de Estado que garantice unión e igualdad”, tuiteó ayer. “En la transición supieron aparcar diferencias y primar lo que les unía pensando en España. Necesitamos más estadistas y menos oportunistas”. “La España de bandos, rencores y oportunismo no quiere acuerdos (...) Los políticos separatistas lo celebran”.

En consecuencia, el líder de Ciudadanos ha excluido a la formación de Pablo Iglesias de su proyecto de formar una mesa de negociación para impulsar medidas de reformas ya que "quiere romper España saltando por encima de la Constitución". "La hipoteca separatista que tiene Podemos con las plataformas hace que se haya excluido", ha añadido Rivera, quien ha asegurado que no negociaría con PP y PSOE sobre cargos en el Ejecutivo ni la presidencia del Congreso. "Proponemos un pacto por España para que nadie aproveche la debilidad y la incertidumbre en la que estamos. Un acuerdo base para garantizar la unidad de todos los españoles y que cualquier cauce de reforma vaya por el cauce constitucional y no fuera de él, mediante referéndums", ha explicado Rivera durante una rueda de prensa en Madrid.

Ciudadanos logró 40 diputados en las elecciones generales del 20-D. El resultado hace intrascendente al partido para decidir la investidura del presidente del Gobierno, incluso si vota a favor. Rivera, sin embargo, no se ha resignado a perder la iniciativa, e intentará impulsar reformas desde el mismo inicio de la legislatura. Hoy ha señalado las primeras cuestiones que querría consensuar con PP y PSOE en la mesa de negociación que ha propuesto: ley de partidos, ley electoral para evitar que "el separatismo siga creciendo aprovechando la decadencia del sistema y de las instituciones", y pacto nacional por la educación.

Si los dos partidos mayoritarios aceptan sentarse en la mesa, Ciudadanos propondrá que a las tres partes las representen miembros de sus Ejecutivas, y que las negociaciones no sean protagonizadas por los líderes. En ese planteamiento subyace el convencimiento de que implicar a los organismos directivos de cada una de las fuerzas garantiza que las reformas, de ser consensuadas, sean ejecutadas independientemente de cómo afecten las negociaciones por La Moncloa al futuro político de Rajoy y Sánchez.

Más información