Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meryl Streep: “No soy feminista, soy humanista”

La actriz asegura que los hombres deberían darse cuenta de que algo falla cuando sus voces predominan

La actriz Meryl Streep, en Nueva York.
La actriz Meryl Streep, en Nueva York. Cordon Press

Feminista no. Humanista sí. Meryl Streep busca el equilibrio e intenta alejarse de las etiquetas. Sin embargo, sus acciones y comentarios pesan más en la balanza que marca feminismo. La actriz, que en febrero aplaudía y destacaba el discurso reivindicativo de Patricia Arquette en la entrega de los Oscar. En abril promocionaba Writers Lab una iniciativa que busca incrementar el trabajo de las mujeres guionistas mayores de 40 años en la industria del cine. Y en junio enviaba cartas a cada uno de los congresistas estadounidenses para apoyar la Enmienda por la Igualdad de Derechos. Ahora, en plena promoción de la película Sufragista —un drama histórico sobre la lucha por la igualdad de la mujer—, vuelve a convertirse en un altavoz que lucha por la igualdad de géneros, pero eso sí dejando muy claro que todo lo que hace no tiene nada que ver con el feminismo.

La inusual aclaración la ha hecho durante una entrevista con la revista Time Out London. El periodista cuestionó a la ganadora del Oscar acerca del sexismo en Hollywood. Ella con la mesura que la caracteriza se identificó como una humanista, más que feminista. Y lo hizo sin dar lugar a dudas. "Soy humanista. Busco un buen equilibrio", sentenció.

En Sufragista Streep protagoniza, y se vanagloria de ellos, una película "inusual" interpretada por siete mujeres y un solo hombre, algo poco habitual en la gran pantalla, pues como ha declarado en el pasado el número de películas dirigidas por mujeres "ha pasado del 4% hace dos años, al 1% en la actualidad". Y aunque tratando de mantenerse bajo la línea humanista, continúo: “Los hombres deberían darse cuenta que algo está mal cuando sus voces predominan. Deberían de sentirlo. Quienes trabajan en los estudios y agencias, deben mirar a su alrededor y ver si en la mesa hay mujeres, si no las hay, algo está mal. Las mujeres tenemos gustos diferentes, valoramos las cosas de forma diferente. No mejor, simplemente diferente”, ha explicado.

Las mujeres tenemos gustos diferentes, valoramos las cosas de forma diferente"

En cuanto al sexismo, ha puesto en evidencia como aún hay preguntas que solo se le hacen a las actrices y que sería impensable que se las hagan aun actor. “Sueles interpretar a mujeres fuertes. ¿Por qué lo haces?”. A ningún hombre se le pregunta una cosa así. Sería una cuestión absurda”, ha dicho.

Meryl Streep.
Meryl Streep. cordon press

Streep no necesita ponerse ninguna etiqueta. Ella tiene la autoridad de defender las causas que quiera bajo el nombre que quiera. Hasta hace unos meses su lucha por la igualdad la marcaba como feminista. Ahora humanista. Sea como sea Streep no deja de lado la batalla que emprendió y con o sin etiquetas encabeza. Ella es la líder de la lista de famosas que pelean por los derechos de las mujeres en la industria del cine. Y lo hace con sus películas y sus proyectos.

Más información