Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay una cosa que he hecho bien, protegerme”

A Jorge Javier Vázquez le aburre el término telebasura y no quiere que Cataluña sea independiente. El presentador estrena programa de televisión y obra de teatro

Jorge Javier Vázquez Ampliar foto
Jorge Javier Vázquez, en Málaga.

Jorge Javier Vázquez vive su semana fantástica. Polémico y ahora parece ser que poliédrico. Estrena programa en Telecinco (Cámbiame) y ayer en Málaga obra de teatro (Iba en serio), como actor y como autor, en un musical basado en un libro autobiográfico. Son ganas de contar su vida con 45 años cumplidos.

Pregunta. Por la programación va a ser un actor de fin de semana, un actor dominguero.

Respuesta. Bueno, dominguero y lunero, porque domingo y lunes son los días que tengo libre por el trabajo.

P. ¿No es una desfachatez presentarse como actor en una obra autobiográfica?

R. Supongo que, visto así, sí. Después de tantos años no encuentro motivos para justificarme. ¿Es una desfachatez? Supongo que perdería en ese debate. Tampoco le presto mucha atención.

P. ¿Qué hay en su vida que merezca ser llevada a un escenario?

R. No creo que solo en mi vida. Creo que la vida de todo el mundo tiene motivos para ser llevada a un escenario. Eso lo he aprendido presentando el programa Hay una cosa que te quiero decir, donde me encontraba con historias que eran auténticas novelas y eran de gente anónima. Tenemos muy mitificado lo que significa aquello que debe ser llevado al cine o a una novela.

P. La obra se va a difundir en teatros públicos y eso ha motivado críticas.

R. No solo teatros públicos, también privados.

P. Dijo hace tiempo que lo que más miedo le daba era ser actor. ¿No será que como presentador ya interpretaba un papel?

R. Entiendo que todo esto que estoy haciendo esté llamando mucho la atención. Tengo la impresión de que la gente piensa que yo de la noche a la mañana me he montado un chiringuito y ahora me lanzo a las calles como actor, como productor y como lo que sea. Tengo un autor y director detrás que es Juan Carlos Rubio, que es uno de los autores más respetados de este país. Tengo a uno de los mejores directores musicales que es Jaime Aguado. Tengo a Kiti Mánver que es premio Goya y no sé cuántos premios más, entonces, cuando me hacen esa pregunta, también me gustaría que me preguntaran por todo lo que me rodea. No es eso de, ahora me monto una historia. Mire, si hay una cosa que he hecho bien, es protegerme.

P. Cuando fue criticado por recibir el premio Ondas, usted habló de una casta de periodistas. Ahora, vendrán los actores. Se va a convertir en un personaje anti casta.

R. Probablemente, pero tampoco voy a pedir permiso para dar cualquier paso de mi vida. Nadie me lo pide a mí. ¿Por qué tengo que hacerlo?

P. Le molesta mucho el término telebasura.

R. No me molesta. Me aburre. Cuando un periodista me lo dice, desconecto y pienso en otras cosas. Llevo 10 años escuchándolo. A los presentadores se nos pide que vayamos un paso más allá, que sorprendamos, pero a los periodistas no se les pide lo mismo. Así que pienso, ¿otra vez?

P. Usted prefiere el término Fast tv

R. Televisión rápida. Digo que los presentadores somos cromos intercambiables destinados al olvido. No somos más que eso.

P. ¿La audiencia por la audiencia?

R. En mi caso entretener. No aspiro a más.

P. Un psiquiatra le recomendó a un familiar que vieran sus programas como terapia.

R. Seguramente se lo recomendó para que se diera cuenta de que había gente peor que él.

P. ¿Debe existir algún límite?

R. Eso de los límites me hace gracia. No me gusta esa expresión. Me parece como antigua. Los límites de ahora no son los de antes. Todo cambia en la sociedad pero parece que la televisión tiene que estar anclada en ciertos parámetros.

P. En algunos programas se descuartiza a un personaje.

R. No sé si se ha llegado a producir, pero en cualquier caso, no hacemos periodismo sino entretenimiento. Cuando se produce lo de Bárcenas o lo de Rato, ¿no se produce también un descuartizamiento?

P. Estuvo cerca del Opus Dei. ¿Imprime carácter?

R. Imprime carácter en el punto de santificar el trabajo. Y de tener miedo a decir que no a algún trabajo. También es una paradoja hablar de santificar el trabajo en lo que yo hago.

P. Es catalán. ¿Tiene opinión sobre estas elecciones?

R. Lo sigo con mucho interés. Estoy cada vez más descolocado con el asunto del 3% y con la sensación de que en ningún momento nos están contando lo que está pasando y lo que va a pasar. No creo que Artur Mas sea la persona adecuada para llevar a cabo ese proceso que él pretende.

P. ¿Le gustaría que Cataluña se vaya de España?

R. No me gustaría que Cataluña fuera independiente, pero quien soy yo para negarles el derecho a decidir.