Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300 flamencos muertos tras una tormenta de granizo

El temporal del pasado 31 de agosto mermó la población en la laguna de Pétrola, que la semana anterior al incidente alcanzó los 800 ejemplares censados

  • La tormenta de granizo caída sobre Albacete el 31 de agosto causó la muerte de 300 ejemplares de flamencos en la laguna de Pétrola. En la imagen, un agente medioambiental retira uno de los ejemplares muertos.
    1La tormenta de granizo caída sobre Albacete el 31 de agosto causó la muerte de 300 ejemplares de flamencos en la laguna de Pétrola. En la imagen, un agente medioambiental retira uno de los ejemplares muertos.
  • El número de flamencos censados en Pétrola una semana antes a la tormenta era de 800 ejemplares. Rafael Torralba, miembro de la Sociedadad Española de Ornitología (SEO), cuenta que la catástrofe pudo ser mayor de haberse producido unos meses antes, en abril o mayo, cuando estas aves están anidando. Este año se han registrado 2.000 nacimentos de flamencos en esta laguna de Albacete. En la imagen, algunas de estas aves, sin vida, son acumuladas en un remolque para ser retiradas.
    2El número de flamencos censados en Pétrola una semana antes a la tormenta era de 800 ejemplares. Rafael Torralba, miembro de la Sociedadad Española de Ornitología (SEO), cuenta que la catástrofe pudo ser mayor de haberse producido unos meses antes, en abril o mayo, cuando estas aves están anidando. Este año se han registrado 2.000 nacimentos de flamencos en esta laguna de Albacete. En la imagen, algunas de estas aves, sin vida, son acumuladas en un remolque para ser retiradas.
  • Los agentes medioambientales, además de recuperar ejemplares adultos y pollos muertos, han localizado otra aves heridas, a las que siguen visitando para curar. En España hay una comunidad de flamencos superior a los 45.000 ejemplares. Normalmente, estas aves crían en el Delta del Ebro, Doñana (Huelva) o Fuente de Piedra (Málaga). Hace cinco años comenzaron a reproducirse en Pétrola, situación que continúa, según Nicolás López, responsable de especies amenazadas de SEO.
    3Los agentes medioambientales, además de recuperar ejemplares adultos y pollos muertos, han localizado otra aves heridas, a las que siguen visitando para curar. En España hay una comunidad de flamencos superior a los 45.000 ejemplares. Normalmente, estas aves crían en el Delta del Ebro, Doñana (Huelva) o Fuente de Piedra (Málaga). Hace cinco años comenzaron a reproducirse en Pétrola, situación que continúa, según Nicolás López, responsable de especies amenazadas de SEO.
  • Pétrola ya fue escenario de la muerte de unos 80 flamencos por una fuerte granizada en 2010. El número de estas aves en la zona varía según la época del año. Llegan en masa en abril, para reproducirse. Los polluelos comienzan a volar a mediados de agosto. En octubre, antes de la llegada del invierno, los flamencos emigran hacia la zona del levante, buscando mejores condiciones de vida. En la imagen, ejemplares de estas aves sobrevolando la laguna de Albacete.
    4Pétrola ya fue escenario de la muerte de unos 80 flamencos por una fuerte granizada en 2010. El número de estas aves en la zona varía según la época del año. Llegan en masa en abril, para reproducirse. Los polluelos comienzan a volar a mediados de agosto. En octubre, antes de la llegada del invierno, los flamencos emigran hacia la zona del levante, buscando mejores condiciones de vida. En la imagen, ejemplares de estas aves sobrevolando la laguna de Albacete.
  • El flamenco es un ave con una envergadura que oscila entre los 140 y los 170 centímetros. Su cuerpo, su cuello y su cabeza exhiben una coloración blanquecina con tonos rosados. En reposo, las plumas presentan un intenso color rosa. Cuando las despliegan para volar, aparecen unas enorme plumas negras. Su pico, curvado, es también de color rosa, aunque en el extremo final se torna en negro.
    5El flamenco es un ave con una envergadura que oscila entre los 140 y los 170 centímetros. Su cuerpo, su cuello y su cabeza exhiben una coloración blanquecina con tonos rosados. En reposo, las plumas presentan un intenso color rosa. Cuando las despliegan para volar, aparecen unas enorme plumas negras. Su pico, curvado, es también de color rosa, aunque en el extremo final se torna en negro.