Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TNT PARA MAHOU

El ocio madrileño es puro arte

El espacio Manzana Mahou 330 inaugura una exposición inspirada en la diversión capitalina y protagonizada, entre otros, por alumnos del IED

Si le preguntas a cualquier madrileño (y, ojo, todo el mundo sabe que el madrileño no nace, se hace) qué tiene la capital que no tengan otras grandes ciudades españolas, existe un 95% de posibilidades de que responda: "Hay diversión a cualquier hora". Por todos es sabido que en Madrid las cañas no se toman los fines de semana, sino en días laborables, después de trabajar; que si hace falta ponerse el abrigo para salir a la terraza, se sale, y que en verano, un tentempié inofensivo puede acabar en una fiesta inesperada. Obviamente, todo esto se merecía un homenaje.

Por eso el espacio Manzana Mahou 330, en la antigua casa señorial de Santa Bárbara (en Alonso Martínez), abre con el ocio madrileño su segundo capítulo expositivo. Si la primera muestra estuvo dedicada al icónico bocata de calamares, la segunda tenía que enfocarse en la caña bien tirada que lo acompaña. Así, distintos creadores y antiguos alumnos del Instituo Europeo de Diseño (IED), han ideado distinta piezas que reflejen la diversión made in Madrid. Entre las obras no faltará un plano de Malasaña elaborado con tiza ni piezas que aludan, directa o indirectamente, a las puestas de sol. La oda a la cerámica, ese oficio tan castizo, correrá a cargo de Chichinabo Inc., una de las marcas locales que están reinventando, a golpe de ilustración, el sentido de la alfarería patria.

Así que, sí, en el paso de julio a agosto, mientras se cruza la operación salida con la de llegada, un grupo de mentes preclaras disipará el estrés de antes y después de las vacaciones tomando cañas alrededor de varias obras de arte que ensalzarán su gesto.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >