Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Masako de Japón hace las maletas

En los últimos 12 años, la esposa del príncipe heredero Naruhito solo ha viajado en una ocasión y fue a Holanda. Ahora visitará Tonga, un archipiélago integrado dentro de la Polinesia

Princesa Masako de Japón.
Princesa Masako de Japón. Cordon Press

La princesa Masako no es muy de salir de palacio y menos aún de Japón. En los últimos 12 años, la esposa del príncipe heredero Naruhito solamente ha viajado en una ocasión: fue en abril de 2013 con motivo de la coronación de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, amigos íntimos de la familia. Sus contadísimas apariciones públicas se deben a una depresión -o “problemas de ajuste relacionados con el estrés”, como explicaron desde la Casa Imperial japonesa- que arrastra desde hace más de una década debido a la rectitud del protocolo y las presiones a las que ha estado sometida.

La Casa Imperial informó ayer que Masako viajará junto a su marido a principios de julio hasta Tonga -un archipiélago de más de 170 islas integrado dentro de la Polinesia- para asistir a la coronación del nuevo rey del país, Jorge Tupou VI. La pareja recibió la invitación a principios de este mes y la decisión sobre si la princesa debía viajar o no se tomó “tras haber escuchado los consejos de sus médicos”. Su principal doctor no la acompañará durante los cuatro días de viaje, detalló la Casa Imperial.

El comunicado sugiere que el estado de Masako podría haber mejorado en los últimos meses. “Junto al apoyo del príncipe, el crecimiento sano de su hija, la princesa Aiko, está jugando un papel fundamental en su recuperación”, aseguró un oficial de la Casa Imperial. Aiko ha dejado atrás los problemas de adaptación que sufrió en la escuela primaria y aparentemente se ha integrado en el prestigioso centro de Gakushuin.

La princesa Masako con su marido el príncipe Naruhito.
La princesa Masako con su marido el príncipe Naruhito. Reuters

Masako es graduada en Económicas por la Universidad de Harvard y habla fluidamente cinco idiomas (japonés, ruso, inglés, francés y alemán). Abandonó su prometedora carrera diplomática en 1992 para casarse con el príncipe heredero. Tras sufrir un aborto en 1999, la princesa Aiko nació en 2001. Algunos expertos atribuyen su grave depresión al no haber podido concebir el hijo varón que se exige para heredar el trono.

Su próximo viaje a Tonga será examinado con lupa para ver algún gesto que muestre una Masako camino a la recuperación. Sin embargo, no es algo que se pueda conseguir rápido: durante la visita asistirá solo a la ceremonia de coronación y se saltará otros eventos relacionados en los que sí estará su marido.