Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así fue la huida de los hermanos Kouachi tras atacar la revista ‘Charlie Hebdo’

Una grabación de móvil muestra como los yihadistas subieron al coche tras atacar el semanario y dispararon contra un vehículo policial que les cortaba el paso, obligándolo a retroceder

Un vídeo obtenido por Reuters muestra los primeros momentos de la huida de los hermanos Chérif y Said Kouachi tras atacar el semanario satírico Charlie Hebdo el pasado miércoles 7 de enero. En las imágenes, grabadas con un teléfono móvil desde una azotea próxima a la revista, se ve cómo ambos hermanos suben tranquilamente a un vehículo negro de marca Citroën, el primero que emplearon en su escapada por las calles de París. Antes de montar en el coche, uno de ellos grita tres veces en francés: "¡Hemos vengado al profeta Mahoma!". Entre otros gritos inaudibles, también se escuchan las palabras "Al Qaeda Yemen", el país donde se cree que el hermano mayor, Said, conoció a uno de los líderes de ese grupo terrorista.

Una vez en marcha, avanzan por la calle pero encuentran una patrulla de policía que les cierra el paso. En ese momento, el yihadista que iba en el puesto de copiloto sale del coche y dispara repetidamente contra el vehículo policial, que se ve obligado a hacer marcha atrás, hasta dejar la salida de la calle despejada. Disparando de nuevo desde la ventanilla, los hermanos Kouachi logran avanzar y abandonan la calle.

A falta de confirmación oficial, se cree que los agentes que iban en ese coche no resultaron heridos. En su huida, los yihadistas mataron a un policía, Ahmed Mérabet, disparándole a bocajarro cuando estaba herido en plena calle, aunque se desconoce si eso pasó antes o después del momento que muestran estas imágenes. Mérabet fue su duodécima víctima mortal, ya que antes habían matado a 10 personas en la redacción del Charlie Hebdo y a un empleado de mantenimiento que se encontraba en la entrada del edificio. Tras robar por la fuerza otro vehículo, los hermanos Kouachi lograron escapar de París el día del atentado, aunque fueron localizados dos días después, el viernes 9, en la localidad de Dammartin-en-Goële, unos 35 kilómetros al noreste de la capital francesa. Tras resistir varias horas con un rehén en el interior de una imprenta, fueron finalmente abatidos por la policía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >