Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mónaco se prepara para el nacimiento de los gemelos

42 cañonazos, repique de campanas y sirenas desde puerto anunciarán la llegada de los hijos del príncipe Alberto y Charlene

El príncipe Alberto y Charlen, en el balcón del Palacio el pasado Día Nacional de Mónaco, celebrado la semana pasada.
El príncipe Alberto y Charlen, en el balcón del Palacio el pasado Día Nacional de Mónaco, celebrado la semana pasada.

Después de tres años de espera desde la boda de Alberto y Charlene de Mónaco, uno de los acontecimientos más esperados en el Principado parece que está a punto de llegar. Mónaco ya se está preparando para el nacimiento de los gemelos del matrimonio, que está previsto que ocurra antes de las Navidades, según ha declarado a la prensa el príncipe.

Aunque la tradición establece que tras el nacimiento de un príncipe heredero se lancen 101 cañonazos (y 21 por una princesa), en esta ocasión la pareja ha decidido cambiar las cosas. Cuarenta y dos salvas, 21 cañonazos por cada uno de los pequeños, anunciarán el nacimiento de los hijos de Alberto de Mónaco y su esposa, Charlene Wittstock. Un comunicado lanzado este fin de semana por el palacio monegasco invita también a todos los habitantes del rico territorio a engalanar sus balcones desde el día del nacimiento del heredero hasta que los dos niños sean presentados, pocos días después, por sus padres en la plaza del palacio en Mónaco. La misma nota daba algunos detalles más sobre cómo los monegascos van a conocer la buena nueva: después de que se lancen las salvas desde el castillo de Fort Antoine repicarán todas las campanas del Principado y luego sonarán las sirenas de los barcos atracados en el puerto.

“Una proclamación firmada por su Alteza Serenísima el Príncipe será situada en la entrada de los Pequeños Barrios del Palacio”, agregó la oficina del príncipe Alberto, de 56 años, que precisó que se abrirá un registro de firmas para que todos aquellos que quieran les hagan llegar sus felicitaciones. Un día de fiesta no solo para los Grimaldi, sino también para todos los residentes en Mónaco: “Los monegascos, los residentes y los asalariados del Principado, así como todas las personas que lo deseen, podrán asistir a la presentación de los gemelos (...) con el fin de rendirles homenaje”, indicó en el comunicado el Palacio, que apunta que se declarará la señalada fecha como un día festivo. Los futuros padres han invitado a dar donaciones y no regalos, que ellos destinarán a asociaciones de su elección.

Fue a finales del pasado mes de mayo cuando la pareja anunciaba la noticia del esperado embarazo del que será el heredero del Principado –aunque Alberto tiene dos hijos, estos no están en la línea de sucesión ya que nacieron fuera del matrimonio-. Tras meses de rumores, el pasado octubre la pareja finalmente confirmaba que estaban esperando gemelos, y automáticamente se generaban las dudas sobre cuál de los dos pequeños será quien asuma las riendas del Principado.

“En caso de gemelas o de gemelos, será la primera o el primero que nazca. En el caso de un niño y una niña, será el niño. En el caso de gemelas, y si luego un chico viniera a ampliar nuestra familia, recaerá en él el título de príncipe heredero”, informaba Alberto de Mónaco en una entrevista reciente en el diario Monaco Matin. Unas declaraciones en las que aseguraba que él prefiere no conocer antes el sexo de los bebés para que sea una “sorpresa agradable”, a pesar de que la madre, de 36 años, ya lo sabe. “Guarda el secreto como le he pedido”, matizaba.

Más información