“Los organismos de control contra la corrupción no han hecho su trabajo”

Carlos Castresana, exfiscal Anticorrupción, cree que jueces y fiscales deberían mejorar su forma de trabajar en la instrucción de este tipo de delitos

Vídeo: El País TV

Cuando en 1995 se creó la Fiscalía Anticorrupción, que presidía Carlos Jiménez Villarejo, uno de los primeros fiscales adscritos fue Carlos Castresana. Fueron los tiempos en los que se empezaron a investigar irregularidades en Banca Catalana y la gestión de Jesús Gil en el ayuntamiento de Marbella. Ya existía corrupción en España y no atajar a tiempo casos que en los 80 y los 90 pasaron desapercibidos "transmitió un mensaje de que valía todo", asegura Castresana.

El hoy abogado y fiscal en excedencia del Tribunal Supremo cree que la explosión de las actuaciones contra la corrupción de jueces y fiscales se produjo cuando llegó la crisis: "cuando empezaron los desahucios, cuando se echaba a la calle a gente con hipotecas en cajas que habían quebrado sus administradores por malas prácticas, se empezó a mirar a la justicia. Y los jueces y fiscales entendieron el mensaje".

Castresana cree que hay que mejorar muchas cosas. "El modelo legal vigente", opina, "permite que jueces y fiscales mejoren su trabajo: las instrucciones no deberían ser tan largas ni tan difíciles, porque cuánto más tiempo pasa, más difícil es que haya una sentencia condenatoria". En este sentido, dotar de más medios, mejorar la eficiencia de jueces y fiscales y agilizar la tramitación de las causas son medidas imprescindibles.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS