Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo mayor de Beckham, tras los pasos de su padre

Brooklyn, de 15 años, firma un contrato con el Arsenal para jugar en la Liga sub-16

Brooklyn Beckham juega con Thiago Silva en un entrenamiento del PSG, en abril de 2013.
Brooklyn Beckham juega con Thiago Silva en un entrenamiento del PSG, en abril de 2013.

Era el secreto mejor guardado de los Beckham: su hijo Brooklyn, de 15 años, acaba de firmar con el Arsenal. La prensa británica que ha informado del fichaje asegura que el primogénito de David Beckham, que parece haber heredado el talento de su padre con el balón, ha podido incluso darse el lujo de rechazar a otros dos grandes equipos: el Chelsea y el Manchester United. Los contratos profesionales no pueden firmarse hasta los 17 años pero los clubes pueden ofrecer precontratos para asegurarse que adolescentes con mucho potencial se queden en su equipo. De momento, lo que ha firmado Brooklyn es un contrato para jugar en la Liga sub-16, pero si le va bien durante este año en el Arsenal optará a un contrato profesional. Aunque por ahora, ni el Arsenal ni los Beckham han hablado del asunto.

Según ha publicado el Daily Star, Brooklyn ha hecho pruebas con el Fulham y el Queens Park Rangers, además de con el Chelsea y el United, antes de tomar su decisión y aunque fue en este último donde despuntó su padre y desde donde su fama se convirtió en leyenda, el corazón del niño, al igual que el de sus hermanos, parece estar con el Arsenal, equipo del que son hinchas. Además, las relaciones entre Beckham padre y el que fuera manager del equipo, sir Alex Ferguson, no fueron buenas, así que quizás todo eso haya influido en la decisión de Brooklyn de inclinarse por el Arsenal.

“El Arsenal ha entendido que el joven tiene mucho potencial para convertirse en un gran talento y ha decidido proteger ese patrimonio”, afirma una fuente de dicho equipo en el citado diario. “Además, David Beckham tiene una excelente relación con Wenger (manager del Arsenal) que se ha quedado impresionado con el talento, la actitud y las ganas de ganar de Brooklyn”, añade la misma fuente.

Hasta ahora el mundo solo sabía de los coqueteos del adolescente con el mundo de la moda, donde ha hecho sus pequeños pinitos como modelo, y de que le gustaba el balón, como a sus hermanos. Era a Cruz, el tercero de los Beckham, al que se asociaba en exclusiva con el fútbol y es precisamente en el equipo de los menores de diez años del Arsenal donde actualmente juega. También Romeo se divierte con el balón y actualmente entrena en el equipo de los sub- 12 del mismo club, aunque también él ejerce de modelo y este mes ha dado titulares al protagonizar el anuncio de Navidad de Burberry.

Lo que nadie sabía es que al parecer Brooklyn tiene aspiraciones profesionales muy ligadas al fútbol y, si los genes no le fallan, podría incluso emular a su padre en un futuro no muy lejano.

Más información