Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nieta de Suárez pide heredar el título de duquesa

Alejandra Romero, de 24 años, es la nieta mayor del ex presidente del Gobierno e hija de Mariam, su hija primogénita

Alejandra Romero, con su hermano Fernando, en el entierro de su abuelo.
Alejandra Romero, con su hermano Fernando, en el entierro de su abuelo.

Alejandra Romero Suárez, la nieta mayor de quien fue presidente del Gobierno Adolfo Suárez (1932-2014),  ha solicitado formalmente la sucesión en el título de duque de Suárez que en su día le concedió el rey Juan Carlos, según ha publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE). Seis meses después del fallecimiento de quien fuera presidente del Gobierno entre 1976 y 1981, el BOE ha publicado el anuncio de la División de Derechos de Gracia y otros Derechos del Ministerio de Justicia, mediante el que la nieta mayor del político pide la sucesión en el título por fallecimiento de su abuelo. Según la normativa, existe a partir de ahora un plazo de treinta días para que puedan solicitar lo conveniente quienes se consideren con derecho a este título nobiliario, con Grandeza de España, creado por el rey Juan Carlos en febrero de 1981, en reconocimiento a la labor realizada durante la Transición por Adolfo Suárez.

Alejandra Romero Suárez es la primogénita de la hija mayor de Adolfo Suárez, la fallecida Mariam y, por lo tanto, la persona a la que corresponde heredar el ducado de Suárez. Alejandra ha crecido protegida por su padre y muy unida a su hermano Fernando. Los dos perdieron a su madre siendo todavía niños, pero siempre han mantenido un contacto muy cercano con su abuelo. En la familia aseguran que ella siempre fue la favorita de Adolfo Suárez, que su relación siempre fue muy especial quizá por ser la hija de su querida Mariam. Ahora Alejandra está decidida a trabajar para mantener viva su memoria.

La joven está orgullosa del papel que le ha tocado, pero que vive esta nueva situación con naturalidad, discreción y alejada de la polémica suscitada a raíz de que su tío Adolfo no pueda disfrutar de esa condición. En 2009, estando al frente de la Casa del Rey Alberto Aza, muy ligado a la familia Suárez, Adolfo hijo sondeó con el palacio de la Zarzuela la posibilidad de que fuera él quien heredara el título. Pero no halló la respuesta que esperaba. Se le hizo saber que la ley era clara al respecto. Ahora Suárez Illana minimiza su interés y huye de la polémica, aunque es un secreto a voces que sus relaciones con Fernando Romero, el viudo de Mariam y padre de Alejandra, son muy tensas, casi inexistente desde que este rehizo su vida.

Nacido en 1932 en Cebreros (Ávila), Adolfo Suárez falleció el pasado 23 de marzo y recibió sepultura tres días después en el claustro de la catedral de Ávila, donde descansa junto a su mujer, Amparo Illana, bajo una lápida en la que puede leerse 'La concordia fue posible', un vítor de la Universidad de Salamanca en el edificio de las Escuelas Menores, tras un homenaje que le rindió en 2011.