Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Revista de verano

Una yegua de la reina Isabel da positivo en los controles de drogas

'Estimate', ganadora de la Copa de Ascot corrió bajo los efectos de la morfina

La reina Isabel con 'Estimate', ganadora de la Copa de Oro de Ascot en 2013.
La reina Isabel con 'Estimate', ganadora de la Copa de Oro de Ascot en 2013. AFP

Las drogas son una tentación de la que no se salvan ni los caballos estabulados en los boxes reales. Estimate, la yegua que ganó en 2013  la famosa Copa de Oro, una de las pruebas más importantes que se celebra cada verano en el hipódromo de Ascot y que quedó segunda posición en la edición de este verano, ha dado positivo en los controles de dopaje. Así lo ha hecho saber un portavoz del Palacio de Buckingham, un anuncio que, sin duda, habrá sido precedido por la furia de Isabel II. La reina es la propietaria de esta yegua en cuya sangre se han encontrado restos de morfina.

La noticia ha empañado la reputación de la cuadra de la reina, dueña de una de las más importantes del Reino Unido y de Europa. Sus caballos son ganadores de grandes pruebas del calendario hípico anual. Sobre estos ejemplares y su inmaculada trayectoria hay auténtica veneración como todo lo que rodea a su propietaria. Es costumbre en los hipódromos británicos que cuando uno de ellos se alza con la victoria en una carrera, los espectadores inclinen la cabeza en señal de respeto y felicitación a Isabel II.

Según ha explicado la British Horseracing Authority (BHA), dedicada al control de los caballos de carreras que compiten en suelo británico, los análisis que se le han hecho a Estimate tras participar en Ascot este año han dado positivo en morfina, una sustancia que no se considera que aumente la potencia del caballo pero cuyo uso está prohibido porque elimina cualquier dolor que pudiera padecer lo que favorece por tanto su rendimiento. Pero no solo ha sido la yegua de la reina la que ha dado positivo. Cuatro caballos más han sido pillados con esta misma sustancia en su cuerpo.

John Warren, el asesor de la reina en todas las cuestiones relativas a sus caballos de carreras, actuó como portavoz y dijo sobre lo sucedido: “En principio parece que la morfina procede del consumo de pienso contaminado. Sir Michael Stoute [el entrenador de la cuadra de la reina] está trabajando junto a la empresa alimentaria para descubrir cómo el producto se habría podido contaminar antes de llegar a sus establos y está prestando toda su colaboración”. En la nota difundida por palacio también se afirma que se está estudiando la posible conexión entre el dopaje de todos los animales que han dado positivo en los análisis de control de drogas.

En unas declaraciones a la BBC el prestigioso entrenador y veterinario Jim Boyle ha dado su opinión: "En el 99% de los casos un resultado positivo se debe a la contaminación de la comida. La morfina sale de las semillas de amapola. Se han hecho estudios en los que tras la ingestión de un bagel con semillas de amapola o de una tarta con esas semillas, las muestras de orina tomadas hasta 24 horas después pueden dar positivo en el test de morfina".

Tras la victoria de Estimate del año pasado en el hipódromo de Ascot, Isabel II se dejó fotografiar con una espectacular sonrisa, algo poco habitual en ella, una mujer de 88 años poco dada a la expresividad. El segundo puesto que Estimate obtuvo en la Copa de Oro de este año también fue motivo de orgullo para la reina, que estuvo presente en el palco real. Si la investigación concluye que la yegua de las cuadras reales fue dopada para mejorar su rendimiento sería desposeía del premio obtenido este año.