Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Thyssen: reconciliación en la playa

Carmen Cervera se fotografía con su hijo tras siete años de distanciamiento

La baronesa Thyssen con su hijo Borja y su esposa, en San Feliu de Guixols el pasado fin de semana.
La baronesa Thyssen con su hijo Borja y su esposa, en San Feliu de Guixols el pasado fin de semana.

Este fin de semana, los Thyssen han escenificado la paz familiar en imágenes. Borja y su esposa Blanca Cuesta acompañaron a la baronesa a la inauguración de una exposición pictórica en San Feliu de Guixols que ella organizaba. Los tres posaron juntos y el lunes circularon más fotos en las que también aparecen los hijos de Borja, los nietos que tanto tiempo ha tardado en conocer la baronesa. Estas imágenes captadas al borde del mar forman parte de una exclusiva que ofrecerá la revista ¡Hola!.

Carmen Cervera se fijó una fecha en su calendario particular para reconciliarse con su hijo: el verano. La baronesa Thyssen así lo anunció en una entrevista a EL PAÍS hace dos semanas. “No sé todavía qué voy a hacer este verano porque tengo muchísimo trabajo, pero algo haré. Nada me haría más ilusión que reunirnos todos y que mis nietos conozcan también a sus tías [Carmen y Sabina, adoptadas por la baronesa en Los Ángeles]. Sería extraordinario.." Cuando hizo esta declaración el acercamiento entre madre e hijo era  ya un hecho pero todavía los abogados estaban redactando los términos del acuerdo, un texto cuyo contenido se han comprometido ambas partes a no desvelar.

Borja, en el enfrentamiento con su madre, reclamaba algunos de los cuadros que en estos momentos forman parte de la colección Carmen Thyssen, más de 800, y otros bienes integrados en la herencia del barón Thyssen, que le adoptó cuando era solo un niño. La negociación comenzó el pasado invierno cuando madre e hija se encontraron por casualidad en una calle de Madrid. Desde ese día retomaron la relación que fue mejorando tras reuniones que ambos celebraron en el Museo Thyssen y en el domicilio de Borja. La baronesa, incluso, visitó la exposición de Blanca Cuesta en la que mostró los cuadros que pinta.

El conflicto no ha tenido relación con los pagos que se acordaron en su momento y que Carmen Thyssen ha cumplido religiosamente: 15 millones de dólares (11 millones de euros) en tres entregas. La primera la recibió Borja en 2005; la segunda, en 2010, y la última será en 2015; además de los 300.000 dólares (220.00 euros) que le entrega anualmente.

Borja y su familia llevan algunos días en Girona donde ocupan una casa propiedad de la baronesa aunque están pensando en comprarse una. Es probable que esta imagen se vuelva a repetir dentro de unas semanas en Ibiza.

El hijo de la baronesa tiene tres hijos y espera el cuarto.