Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Peaches Geldof

La policía trata el fallecimiento de la hija de Bob Geldof como "inexplicable y repentino"

La modelo y presentadora de 25 años tenía dos hijos y estaba considerada como una 'it girl'

La fallecida Peaches Geldof. pulsa en la foto
La fallecida Peaches Geldof. CORDON PRESS

Peaches Geldof, la hija mediana del músico Bob Geldof, ha fallecido a los 25 años. La policía británica recibió una llamada de urgencia en una dirección cerca de Wrotham, en el condado de Kent. Al llegar a su domicilio, los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por salvarle la vida. No se han podido confirmar las causas de su muerte, pero la policía la trata como “inexplicable y repentina”. Estaba casada con el músico Thomas Cohen y deja dos hijos pequeños, Astala y Phaedra.

"Peaches ha muerto. No podemos expresar el dolor. Era la más salvaje, divertida, inteligente, ingeniosa y más loca de todos nosotros", ha declarado su padre, el activista y músico irlandés en un comunicado. La última actualización de su cuenta de Twitter fue el día anterior a su muerte y mostraba una foto de ella con su madre, la modelo y presentadora Paula Yates, que falleció por sobredosis de drogas en 2000, cuanto Peaches contaba con 11 años.

No fue la única tragedia que golpeó a su familia. Su hermana pequeña Tiger perdió a su padre el cantante de INXS Michael Huchtence cuando tenía 16 meses. Su madre, Paula Yates, falleció tres años después. Tiger ha sido criada por Bob Geldof junto a sus tres hijas Fifi, Peaches y Pixie.

Presentadora, columnista y modelo, Peaches Honeyblossom Geldof empezó pronto a generar titulares. A los 15 años debutó escribiendo en la edición británica de la revista Elle y un año más tarde ya estaba colaborando con diarios como The Daily Telegraph y The Guardian. En apariencia era segura de sí misma y deslenguada, pero mantenía una actitud contradictoria con la fama. Como habitual en fiestas, platós de televisión, desfiles y revistas de moda, era una de las ‘it-girls’ con pedigrí rockero que poblaban los tabloides. Salía a menudo con su hermana Pixie, modelo y ambas parecían acostumbradas a vivir en el ojo público. Peaches sin embargo recelaba del tipo de atención que recibía, y acusaba a la prensa de compararla constantemente con su madre: “Es enfermizo. Están contando los días hasta que muera como mi madre. No es justo”, declaró hace cinco años. “No soy adicta al crack, no soy Amy Winehouse” Peaches confesó que había experimentado con drogas pero las malas experiencias sufridas hicieron que las abandonase.

A los 19 años se casó con el rockero Max Drummey en Las Vegas para separarse seis meses después. En los últimos años Peaches parecía haber encontrado la estabilidad personal. En un corto periodo de tiempo tuvo dos hijos y se casó de nuevo. A pesar de las exclusivas que concedía a las revistas del corazón, llevaba una vida relativamente hogareña. Era más habitual verla en un programa expresando opiniones sobre la maternidad que trasnochando. En noviembre se disculpó públicamente por tuitear los nombres de dos madres cuyos hijos fueron abusados sexualmente por el cantante de la banda de rock Lostprophets, Ian Watkins.