Se alquila palacio real para fiestas, razón Isabel II

La reina ingresó el año pasado 9,6 millones comercializando sus salones Los contratos suelen incluir la presencia en los actos de algún miembro de la familia real

El palacio de Buckingham.
El palacio de Buckingham. AFP

Si usted tiene una gran empresa y quiere quedar como un rey frente a sus clientes ahora tiene la oportunidad de hacerlo. Literalmente. Las propiedades de la corona inglesa se alquilan para fiestas, cenas de negocios, conciertos privados, pases de modelos y un sinfín de actividades a caballo entre el ocio, la beneficencia y el trabajo. Por lo general algún miembro de la corona británica aparece como anfitrión y también se paga a famosos para que le añadan glamour a este tipo de fiestas. Todo para que los invitados sientan que se codean con la fama y la realeza en el interior de esos palacios a los que antes sólo tenían acceso unos pocos privilegiados. A cambio, la corona cobra por los gastos y las molestias o recibe donaciones para las múltiples organizaciones caritativas con las que colabora. Según desvela The Sunday Times la reina de Inglaterra ingresó el pasado año 9,6 millones de euros gracias al alquiler de sus propiedades para eventos sociales. Solo el palacio de Buckingham consiguió recaudar casi seis millones de euros.

Entre las fiestas más sonadas destaca la que organizó el pasado junio en el Castillo de Windsor el Founders Forum, un grupo que reúne varias veces al año a la creme de los empresarios del mundo de la tecnología y los medios de comunicación. La megafiesta contó con 300 invitados entre los que estaba el cantante Peter Gabriel y la supermodelo Natalia Vodianova. Uno de sus fundadores, Brent Hoberman, también propietario de la web Lastminute.com, aseguró en el mencionado periódico: “Contribuimos a pagar los costes del evento. Es muy atractivo que te inviten a un palacio. Es una manera excelente de atraer a los líderes del mundo de los negocios para que visiten e inviertan en el Reino Unido”.

No sé sabe a cuánto ascendió la cantidad que abonó esta organización pero sí que la BBC pagó casi un millón de euros por un concierto organizado en los jardines de Buckingham con motivo del Jubileo y que el Comité Olímpico Ruso pagó medio millón de euros por alquilar el parque Perks Field, perteneciente al Kensington Palace. Claro que esta nueva moda de alquilar sus propiedades no está motivada por la simple racanería que se le suele atribuir a los miembros de la casa real inglesa. Al parecer las propiedades de la corona precisan de múltiples renovaciones cuyo coste asciende a 60 millones de euros.

La reina Isabel.
La reina Isabel.AFP

Una de las fiesta que dio mucho que hablar la semana pasada fue la que los duques de Cambridge ofrecieron en su casa, el palacio de Kensington, y en la que el príncipe Guillermo acabó cantando junto a Bon Jovi. En realidad se trataba de una gala organizada por la organización caritativa Centrepoint, que tuvo que pagar una suma no desvelada para poder organizarla en el palacio.

Recientemente se celebró otra gran fiesta en Buckingham auspiciada por el banco JP Morgan, que contó entre sus invitados con el ex primer ministro Tony Blair y el incombustible Henry Kissinger. El duque de York ejerció como anfitrión. No se sabe cuánto ingresó la corona por ella pero The Sunday Times asegura que además de cobrar, la casa real consiguió que JP Morgan hiciera dos donaciones de seis cifras a dos organizaciones con las que colabora a menudo.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción