Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sobre la finca Romanillos

Los caminos de servicio que transcurren por la finca, situada en los términos de Boadilla del Monte y Majadahonda (Madrid) y destinados a su explotación agrícola y ganadera, son y han sido siempre de titularidad privada, como consta en el título registral del coto, procedente del mayorazgo fundado en 1562, a excepción del Cordel Segoviano, que nunca ha sido deslindado, amojonado y señalizado por parte de la Administración, tal y como exige la ley, y cuyo expediente de regularización se inició en febrero de este año. Todos los caminos pertenecen a la finca, aunque hayan sido ocupados por intrusos y furtivos, usados como escombrera o servido para llevar a cabo expolios arqueológicos, bajo la pasividad del Ayuntamiento boadillense y a pesar de las quejas de la propiedad.

Ninguno de los caminos figura en el inventario de caminos públicos del Ayuntamiento de Boadilla. El Ayuntamiento no tiene ningún documento que acredite su titularidad pública, aparte del catastro, que no tiene base jurídica para acreditarla. Por eso no se entienden las declaraciones del alcalde, don Antonio González Terol, que califica a los propietarios de “usurpadores”, además de decir que “le han engañado”, y llama a los ciudadanos a ocupar la finca.

El vallado que protege la finca se hizo respetando la legalidad y bajo supervisión del Ayuntamiento, que concedió la licencia, con un informe favorable de la Comunidad de Madrid. La Casa de Montijo quiere reprochar la actitud del alcalde, que conociendo la documentación que demuestra la propiedad privada de los caminos insiste en su usurpación bajo la bandera del oportunismo y del populismo, y se reserva el derecho de emprender las acciones legales necesarias en defensa de su honorabilidad, derechos constitucionales y patrimonio, dañados por las falsedades difundidas por el señor González Terol.— Hermanos Fitz-James Stuart y Gómez, Casa de Montijo.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.