Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toreros y futbolistas, en guerra

José Mari Manzanares y Sergio Ramos se enfrentan a Francisco Rivera y Carlos Herrera por la gestión de la empresa de moda en Sevilla: un mercado

Ampliar foto
El torero Fran Rivera y el periodista Carlos Herrera.

Toreros, futbolistas, empresarios... todos quieren quedarse con el negocio de moda en Sevilla: un mercado gourmet que se pretende levantar en las Naves del Barranco de Sevilla. Y para ello se han reunido en grupos.

El torero Fran Rivera Ordóñez, que se cortó la coleta el domingo pasado, y el periodista Carlos Herrera, por un lado, y el futbolista del Real Madrid Sergio Ramos con el torero estrella José María Manzanares, por el otro, se disputan la concesión municipal. Por el camino se ha quedado otro, que no logró pasar la primera criba, y en el que estaba Cayetano Rivera Ordóñez —hermano de Fran— y su novia, la modelo y presentadora Eva González.

Gustave Eiffel, un mago de la ingeniería que asombró al mundo con sus construcciones de hierro, tuvo ciertos problemas entre sus coetáneos. Pero, mientras que en París sus convecinos tardaron 20 años en reconocer la belleza de su gran obra: la torre de 300 metros que levantó para la Exposición Universal de 1889; en Sevilla ha pasado más de un siglo para que la ciudad se dé cuenta de que las Naves del Barranco, un proyecto de Eiffel de 1883, son una verdadera obra de arte.

Después de décadas de abandono y proyectos fallidos, la construcción de hierro y vidrio que ocupa 700 metros cuadrados a orillas del río Guadalquivir se ha convertido en objeto de deseo. El Ayuntamiento de Sevilla, propietario del inmueble que nació como una lonja de pescado, ha sacado a concurso el proyecto para convertir el edificio en un mercado.

Aunque la mesa de contratación del Ayuntamiento propuso, el 2 de octubre, que la concesión fuera para el grupo liderado por Rivera y Herrera, en el que también participa la empresa de restauración sevillana Juliá Catering, sus rivales han contraatacado.

Luis Corno, abogado de Manzanares y Ramos, ha presentado alegaciones ante la decisión del Ayuntamiento lo que deja en suspenso la decisión. “Urbanismo está realizando un informe que enviará al Tribunal de Recursos de la Junta de Andalucía para que resuelva”, apuntó ayer un portavoz de Urbanismo.

“Hemos presentado alegaciones porque entendemos que Lonja del Barranco no ha cumplido con uno de los requisitos: acreditar que está al corriente de los pagos con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria”, señala Corno, que añade que Rivera y Herrera “no cumplen con los requisitos de solvencia económica y financiera, como técnica y profesional”, explica. Sus clientes ofrecen 230.000 euros anuales, frente a los 195.000 que aportarían Manzanares y Ramos.

Quien gane el mano a mano deberá, además, hacer frente al proyecto arquitectónico presupuestado en 1.100.000 euros que convertirá a las Naves del Barranco en un mercado con 25 puestos de delicatessen. Los afortunados tendrán 30 años para devolver el encanto y el bullicio a la lonja de pescado de Eiffel, cuya proximidad a la plaza de toros de la Maestranza se ha convertido en un efecto llamada para los matadores.