Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seal acusa a Heidi Klum de infiel

El cantante dice en una entrevista grabada que su exmujer podía haber esperado antes de "fornicar con el servicio"

Ampliar foto
Heidi Klum, con el guardaespaldas Martin Kirsten y dos de sus hijos, en una imagen del 12 de agosto de 2012.

“Heidi pudo haber tenido más clase y por lo menos esperar hasta separarnos para decidir fornicar con el servicio”. Las palabras salieron de la boca de Seal el pasado fin de semana. Hay grabaciones que impiden desmentirlo, aunque parece que el cantante se ha arrepentido pocas  horas después de ser tan sincero. Fueron las fotos de su exmujer, Heidi Klum y sus hijos disfrutando de la playa en Cerdeña junto a un guardaespaldas de la modelo las que causaron el despecho del cantante británico. La maniquí alemana se ha dejado ver durante sus vacaciones con Martin Kirsten, un escolta que ya trabajaba para el matrimonio antes de que anunciara su sorprendente separación en enero pasado.

“Seal no se refería a que su mujer le haya sido infiel mientras estaban juntos”, ha escrito el representante del artista en un comunicado. “Sino a que, a pesar de que están separados, el divorcio todavía no ha salido, por lo que siguen legalmente casados”.

TMZ, el portal especializado en famosos que publicó el vídeo de las declaraciones del cantante –que tuvieron lugar el sábado en el aeropuerto de Los Ángeles–, asegura que la modelo niega tajantemente haber engañado a su exmarido. Según la web, Klum, de 39 años, le contó a una amiga que mientras estaba casada la relación que mantenía con Kirsten era “estrictamente profesional”. Tras romper su matrimonio, sin embargo, el escolta y su protegida han profundizado su amistad y, a día de hoy, mantienen un lazo que califican de “indefinido”.

Amigos de la modelo alemana han declarado a la prensa estadounidense que las palabras de su exmarido no la sorprenden. “Es triste, pero era de esperar que buscara excusas para su divorcio”, explican estas fuentes. “Cuando la verdadera razón la encuentra al mirarse al espejo”.

“Esto es lo que pasa cuando dos personas se separan”, comenzó a decir el cantante británico de 49 años ante la cámara de TMZ el pasado sábado. “Hay que seguir adelante y lo más normal es que conozcan a otras personas en sus vidas. Ciertamente, no esperaba que Heidi se convirtiera en una monja de un momento para otro, pero, como siempre, mi mayor prioridad emocional es el bienestar de mis hijos y, para ser honesto, si va a haber alguien en sus vidas, preferiría mil veces que se tratase de una cara familiar”.

“Me imagino que ya todos tenéis la respuesta que habíais estado buscando durante los últimos siete meses”, concluyó Seal, refiriéndose a lo sorpresivo del anuncio de su separación el pasado enero. La pareja tiene tres hijos biológicos de seis, cinco y dos años, y el cantante adoptó legalmente a la hija mayor de la modelo, de ocho, cuando se casó con ella. Cada año, el matrimonio renovaba sus votos matrimoniales y eran reconocidos como una de las parejas más estables de Hollywood.