Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Golf y descanso en el 51 cumpleaños de Obama

El presidente de EE UU celebra en Camp David su aniversario en la intimidad

La fiesta oficial que tendrá lugar el 12 de agosto en su residencia de Chicago

Obama sube al 'Marine One' para dirigirse a Camp David a celebrar su 51 aniversario. AFP

En su 51 cumpleaños, Barack Obama decidió regalarse un día de descanso. El presidente de Estados Unidos hizo un alto en la campaña electoral y el pasado sábado celebró el que podría ser su último aniversario en la Casa Blanca practicando golf, uno de sus deportes preferidos. Por la tarde, se dirigió a la residencia de Camp David (Maryland) con su esposa Michelle y un grupo de amigos para terminar de pasar el resto del fin de semana.

"Me siento un poco más viejo", bromeó Obama el domingo por la tarde de regreso a Washington. El presidente optó por aparcar los grandes fastos a la espera de la fiesta oficial de cumpleaños que la primera dama le ha organizado para el próximo 12 de agosto en su casa de Chicago. "El cumpleaños de Barack será una de las pocas oportunidades que tenga para relajarse en las últimas semanas antes de las elecciones”, se leía en la invitación al festejo que Michelle Obama envío por correo electrónico a los simpatizantes de su marido. "Eso no me impedirá que bromee sobre las nuevas canas que le han salido estos años, aunque creo que se ha ganado todas y cada una de ellas”, continuaba la nota.

La celebración de la semana que viene se ha ideado como un acto de recaudación de fondos para su campaña

La celebración de la semana que viene, además de para conmemorar el cumpleaños de Obama -o alabarle las canas-, se ha ideado, también, como un acto de recaudación de fondos para su campaña. Las donaciones quizá sean el mejor regalo que pueda recibir el presidente a menos tres meses para los comicios y con el Partido Republicano superándole en los últimos meses en el total de dinero recibido por sus seguidores. En su correo, la primera dama alentaba a sus destinatarios a pagar tres dólares para tener la oportunidad de poder felicitar en persona a su marido en la fiesta de Chicago.

Obama no es el primer presidente que aprovecha su cumpleaños para obtener fondos. La simbiosis aniversario-colecta electoral es una estrategia que han empleado muchos otros jefes de Estado del país y que desarrolló magistralmente John F. Kennedy en 1962, cuando Marilyn Monroe le susurró ante 15.000 espectadores el famoso Happy Birthday Mr. President sobre el escenario del Madison Square Garden, en Nueva York.

La tranquilidad con la que el presidente pasó el sábado su onomástica tiene poco que ver con los festejos de sus dos últimos cumpleaños en la Casa Blanca

Hasta conocer qué ha previsto Michelle Obama para la fiesta del 12 de agosto, la tranquilidad con la que el presidente pasó el sábado su onomástica tiene poco que ver con los festejos de sus dos últimos cumpleaños en la Casa Blanca. El año pasado, los Obama celebraron una barbacoa en el Jardín de las Rosas de la residencia del presidente de EE UU a la que asistieron Steve Wonder, Jay-Z, Chris Rock, Herbie Hancock, Tom Hanks y otros artistas conocidos. No en vano, era la séptima vez que un inquilino del 1.600 de la Avenida de Pensilvania celebraba su 50 aniversario entre sus muros.

En 2010, el presidente aprovechó que su mujer y su hija Sasha estaban de vacaciones en el sur de España para organizar un partidillo de baloncesto en la cancha de la Casa Blanca con sus amigos LeBron James y Kobe Bryant, que le cantaron el cumpleaños feliz junto con otras estrellas de la NBA y del baloncesto universitario.

La tarta de cumpleaños que el sábado por la noche se partió en Camp David fuera elaborada por Sam Kass, el chef de la Casa Blanca y uno de los habituales compañeros de golf del presidente, quien también fue invitado a celebrar su 51 aniversario en la residencia de Maryland. No ha transcendido cuál fue el deseo que pidió Obama antes de soplar las velas, pero muy probablemente tendrá mucho que ver con la noche del 6 de noviembre, el día de las elecciones.