Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Vidal Sassoon, el padre de la peluquería moderna

El estilista acortó la melena de las mujeres en pleno movimiento de liberación femenina en los años sesenta

Vidal Sassoon, con dos modelos en el Albert Hall GETTY IMAGES

Vidal Sassoon, conocido como el peluquero de las estrellas, murió ayer a los 84 años en su residencia de Mulholland Drive (Los Ángeles). El estilista padecía de leucemia desde 2009, aunque su enfermedad no se dio a conocer hasta 2011.

Sus melenas cortas y rectas, fáciles de cuidar y mantener, encajaron a la perfección con las nuevas demandas de la mujer de los años sesenta, inmersa en pleno movimiento de liberación femenina. Su reinterpretación en 1963 del corte Bob y la creación del corte de Cinco Puntas, le valieron el título de fundador de la peluquería moderna y le encumbraron en la cima del mundo del estilismo. “Si voy a ser un peluquero, deberé ser el mejor”, se dijo cuando con 14 años su madre lo envió a trabajar a la barbería Cohen de Londres, tras soñar con que su hijo regentaba un local similar.

La premonición materna abocó a Sassoon a la peluquería, pero el estilista siempre reconoció que la primera ocupación a la que aspiraba era luchar contra los fascistas de Osmon Mosley, un grupo que se dedicó a sembrar el terror en los barrios del Londres de la posguerra. De hecho, durante sus primeros años como aprendiz en un salón del West End londinense, Sassoon dedicaba las mañanas a lavar el cabello a las clientas y a elaborar tintes y las noches a merodear las calles a la caza de algún pandillero de Osmon Mosley .

Fue el creador del corte de pelo de Mia Farrow en ‘La semilla del diablo’

En 1956, tras regresar de Israel, donde se trasladó en 1948 para apoyar a los judíos en su lucha por un Estado propio, Sassoon fundó su primer salón de belleza. “Me concedí cinco años. Si no podía cambiar nada, lo dejaría”, comentó el estilista en 1999 en una entrevista a la revista Time. Durante nueve años el peluquero experimentó con nuevos cortes y técnicas, elaborando estilos simples pero elegantes. Y las estrellas del momento, como Twiggy, la primera top model, pronto cayeron rendidas.

Uno de sus grandes momentos fue cuando el realizador Roman Polanski, que iba a rodar La semilla del diablo (1968) le encargó el peinado de la protagonista, Mia Farrow. El realizador polaco buscaba que la actriz viviera (en la película) en un estado de fragilidad. Y el peluquero, que ya había alcanzado la fama por el corte que le había hecho a Peter O’Toole en Lawrence de Arabia (1962) le cortó el pelo a lo garçon. Muy corto. Radical. De tal forma que el entonces marido de la actriz, Frank Sinatra, cuando la vio se subió por las paredes. Sin embargo, no opinaron lo mismo una legión de mujeres que copiaron el corte con el que el creador marcó un estilo. Su colaboración con los artistas se prolongaría en el tiempo. En 1982, por ejemplo, Andy Warhol prestó su imagen para un anuncio de una laca para hombres ideada por Sassoon.

Pronto amplió el número de establecimientos hasta abrir una cadena de salones con su nombre en Gran Bretaña y Estados Unidos. En 1973 se mudó a Nueva York y comercializó su línea de productos para el cabello. Dos años después, se trasladó a Los Ángeles donde llegó a tener, a principios de los ochenta, su propio programa de televisión. En esa misma época, Sassoon cedió a la multinacional Procter & Gamble los derechos sobre su nombre y su gama de artículos de peluquería, una alianza que terminaría en 2003, después de que el estilista demandara a la firma por centrarse más en la marca que en su persona.

Sassoon nació en Londres el 18 de enero de 1928. A los cinco años su padre abandonó la familia y, ante la imposibilidad de su madre de hacerse cargo de ellos, él y su hermano fueron internados en un orfanato judío, de donde los rescataría seis años después cuando, tras volverse a casar, pudo ocuparse de nuevo de sus vástagos.

El estilista se casó en cuatro ocasiones. La primera, en 1956, con Elaine Wood, que lo abandonó dos años después por el campeón de esquí acuático David Nations. Su segunda esposa fue la actriz Beberly Adamas con la que contrajo matrimonio en 1967 y con quien, antes de divorciarse en 1970, tuvo cuatro hijos, Catya, Eden, Elan y David. Su tercera mujer fue la modelo Jeannette Hartford-Davis, con la que se casó en 1983, pero en esta ocasión el matrimonio apenas duró unos meses. En 1992 se casó con Rhonda C. Sassoon, junto a la que permaneció hasta su fallecimiento.

En 1982, el peluquero fundó el Centro Internacional Vidal Sassoon para el Estudio del Antisemitismo, en 2009 recibió la Orden del Imperio Británico y un año después se estrenó el documental sobre su vida.