Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barbra Streisand cumple 70 años en plenitud

La premiada actriz, cantante y productora no tiene intención de retirarse

Ampliar foto
Barbra Streisand, en marzo de 2011. CORDON PRESS

Barbra Streisand, una de las grandes del mundo del cine y el espectáculo y con un fuerte compromiso político, cumple hoy 70 años. Nació y creció en un hogar humilde de judíos ortodoxos del barrio de Brooklyn, en Nueva York (24 de abril de 1942), y de niña ya soñaba con cantar. Su carrera comenzó en clubes nocturnos y en revistas de Broadway en los años sesenta. Y si hubiera sido por su madre nunca se hubiera subido a un escenario. Su progenitora le aconsejó que con su prominente nariz se olvidara de las tablas. Sin embargo, con su fuerza de voluntad inquebrantable llegó a su objetivo. En un papel secundario en Broadway, la joven cantante llamó la atención de los productores. Su potente e inigualable voz y su encanto le ayudaron a conseguir el papel principal en el musical Funny Girl. El salto a Hollywood solo fue cuestión de (poco) tiempo.  

Forma parte de ese pequeño grupo de personas de talento múltiple, lo que llevó a que Hollywood la premiase con dos premios Oscar, la industria discográfica con ocho Grammy y la televisión con el cuatro Emmy, mientras que Broadway también la distinguió con el Tony. De los álbumes de Streisand se vendieron 140 millones de copias en todo el mundo. Sus espectáculos televisivos My Name is Barbra y Color Me Barbra dieron al vuelta al globo y lograron ingresos récord. Sin embargo, a pesar de sus éxitos comerciales y artísticos, esta poderosa mujer sigue siendo tímida. “Siempre sufrí pánico escénico, tanto que se me revolvía el estómago”, ha señalado.

Pero no siempre fue todo fácil. Por ejemplo, tuvo que luchar durante más de 15 años con los jefes de los grandes estudios de Hollywood antes de poder filmar Yentl, la historia de la muchacha judía que a principios de siglo se vistió de chico para poder visitar una escuela del Talmud. Ella escribió el guión, protagonizó la película, la dirigió y, además, la produjo. Con Robert Redford como pareja protagonizó la inolvidable Tal como erámos y con Ryan O´Neill la divertídisma comedia ¿Qué me pasa doctor. En cuanto su vida privada, la estrella se casó en 1998 se casó con el actor James Brolin, 25 años después de que fracasara su matrimonio con el también actor Elliot Gould. En los últimos años se ha visto a Streisand en la gran pantalla como esposa algo chiflada de Dustin Hoffman y madre de un esforzado Ben Stiller en la trilogía de Los padre de él.

Tras un parón voluntario, en 2006 regresó a los escenarios para volver a encandilar a los críticos y a los fans con su voz melodiosa. Y aunque dice que donde más disfruta en en su casa con un buen libro, de momento no tiene intención de retirarse. En cuanto su vida privada, la estrella se casó en 1998 se casó con el actor James Brolin, 25 años después de que fracasara su matrimonio con el también actor Elliot Gould.

Y si su carrera profesional es larga y apasionante, no lo es menos su compromiso político. Conocida por su franca orientación progresista, es una activa defensora de sus ideas dentro del Partido Demócrata. Su implicación en la lucha por los derechos civiles de las mujeres, los gays y las lesbianas, las causas medioambientales es bien conocida y a lo largo de los años ha sido una excelente  recaudadora de fondos -se habla de 25 millones de dólares (19,1 millones de euros)- para causas sociales como la lucha contra el sida, la educación y la protección de las minorías étnicas. Sus ideas sobre la posición de los artistas a la hora de participar en el proceso político quedaron reflejadas en su discurso en la Universidad Harvard El artista como ciudadano.

Ya ha confesado que seguirá respaldando a Barack Obam en su camino hacia la reelección. Pero a medias. La cantante ya ha dicho que no va a cantar para el presidente para recaudar fondos tal como hizo en 2008. La decepción de la actriz y productora y de parte de la industria de Hollywood se debe a que el Gobierno de Obama ha rechazado el  proyecto de ley antipiratería del país, más conocida como Ley SOPA.