Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de personas piden en Vitoria el cierre de Garoña

Exigen a la Diputación que abandere su reivindicación

Los alaveses reclamaron ayer a la Diputación de la provincia y al Ayuntamiento de Vitoria que intercedan para que el Gobierno central no prolongue la vida útil de la central nuclear Santa María de Garoña, en Burgos. Varios cientos de personas se concentraron frente a la sede de la Diputación bajo el lema Respetad la decisión del pueblo. Garoña cierre ya para reclamar a los responsables del PP en el Ayuntamiento y el ente foral que abanderen la reclamación del cierre de la central, que hoy por hoy mantiene la fecha de cierre en el 6 de julio del próximo año.

Tras el anuncio por parte del Gobierno de Mariano Rajoy de que solicitará un estudio al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para conocer la viabilidad de prolongar la actividad de la central, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, se mostró en contra de aplazar su cierre. El diputado general, Javier de Andrés, ha señalado recientemente que "si se tienen garantías, quizás tenga sentido que siga funcionando" y el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, se ha mostrado favorable a la ampliación de la vida útil de la central, que cumplió en 2011 40 años de actividad.

Durante la concentración a la que acudieron asociaciones, sindicatos, representantes políticos y ciudadanos, el portavoz de la plataforma Araba sin Garoña, Alberto Frías, afeó las "mociones para salir del paso y declaraciones que salgan gratis" y urgió que "es hora de pasar de las palabras a los hechos" porque, hasta ahora, "los partidos no han estado a la altura de las circunstancias". Asimismo, pidió al Gobierno central que siga la política del Ejecutivo alemán tras la crisis nuclear de Fukushima —el reactor de esta central y el de Garoña son iguales— y cierre las centrales creadas antes de los años 80.