Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beyoncé y Jay-Z hablan de su hija: "Estamos en el cielo"

La pareja anuncia la llegada de Blue Ivy y el rapero lanza una reveladora canción en su honor

"Estamos felices de anunciar la llegada de nuestra preciosa hija, Blue Ivy Carter, nacida el sábado 7 de enero de 2012. Su nacimiento fue emocionante y extremadamente pacífico. Estamos en el cielo". Con esas palabras, Beyoncé y Jay-Z se han referido de forma oficial a su nueva etapa de padres, cuyo comienzo se hizo esperar entre rumores de todos los calibres.

"El parto fue natural y (nuestra hija) nació con el saludable peso de tres kilos 170", continúan en el texto los felices padres, desmintiendo así las informaciones que apuntaban a una cesárea programada. "Fue la mejor experiencia de nuestras vidas. Agradecemos a todos sus oraciones, buenos deseos, amor y apoyo".

Pero la pareja no fue la única en poner los puntos sobre las íes en cuanto al rumoreado nacimiento de Blue Ivy. Poco antes de su nota de prensa, el director del hospital Lenox Hill, donde se desarrolló el parto, enviaba otro comunicado, en el que desmentía las repetidas informaciones en las que se aseguraba que la pareja había alquilado una planta completa del establecimiento sanitario previo pago de más de un millón de euros.

"Simplemente no es cierto", escribía Frank Danza en su nota. "La familia se hospeda en una suite ejecutiva del hospital y paga los precios normales establecidos para ese tipo de alojamiento. Estas habitaciones están disponibles para cualquier paciente, incluyendo el servicio de alimentación y comodidades de los que disfruta la familia Carter".

Asimismo, asegura que es completamente falso que se hayan interrumpido las visitas de otros pacientes a los recién nacidos del hospital para dar más seguridad al famoso clan, informaciones que también habían sido publicadas por medios estadounidenses. "No se ha llevado a cabo ningún plan especial de seguridad".

Rap de bienvenida

A su vez, el padre de la criatura, Jay-Z, ha querido demostrar la felicidad que siente con la llegada de su hija escribiéndole una canción, que ha titulado Glory y en la que revela que Beyoncé sufrió un aborto involuntario antes de quedarse embarazada Blue Ivy. El sencillo, que incluye el llanto de la recién nacida, puede escucharse en la página web del cantante.

La canción está llena de detalles personales en torno a la familia, como el hecho de que Ivy fue concebida en París. "El sentimiento más maravilloso que siento. No hay palabras para describir lo que estoy sintiendo", asegura Jay-Z en el inicio del tema musical, en el que dice también que después de una serie de "falsas alarmas", todo mejoró cuando escuchó el latido del corazón de la pequeña. En otra estrofa, el rapero cuenta que el aborto involuntario que sufrió con su mujer fue "trágico" y que rezó para que este embarazo no acabara de la misma forma.