Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo descarta un adelanto electoral tras la victoria de Rajoy

El presidente de la Xunta dice que los votantes piden que el PP "siga gobernando"

Algunos dirigentes de su partido se lo pidieron y él llegó a consultar a varios conselleiros, pero finalmente el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha decidido no adelantar las elecciones "porque el mandato que el PP recibió ayer de los ciudadanos es el de seguir gobernando con rigor, valentía y teniendo como objetivo los intereses generales". En el día después del triunfo histórico de Mariano Rajoy, "que llevará a un gallego a La Moncloa", el líder del PP autonómico ha sacado pecho con los resultados de su comunidad. Solo por detrás de Canarias y aún mejor que esta autonomía "si se tiene en cuenta el porcentaje de subida". "Los mejores de una comunidad con partidos nacionalistas", ha presumido esta mañana, exultante, de unos resultados que convierten al PP en fuerza mayoritaria en el 98% de los ayuntamientos, con 15 escaños frente a los seis que logra el PSOE y los dos del Bloque.

Preguntado sobre si esta contundente victoria le podría empujar a adelantar el calendario electoral en Galicia, el presidente gallego ha recordado que las anteriores autonómicas fueron en marzo de 2009 y aunque no ha garantizado que las siguientes sean en marzo de 2013, sí ha hecho ver que a medio plazo no contempla convocar a los gallegos a las urnas, tal y como le sugieren algunos de sus compañeros de siglas, temerosos de que los recortes de Rajoy puedan hacer mella en el electorado y pasar factura en los comicios gallegos.

Feijóo ha puesto fin al tiempo de las celebraciones, ha abogado por trabajar desde hoy y ha advertido que mantendrá su recurso de inconstitucionalidad contra el modelo de financiación del Gobierno central si no hay acuerdo con el líder de su partido. Galicia reclama 805 millones de euros y la posibilidad de aplazar las devoluciones de los anticipos a cuenta (2.000 millones de euros) hasta mucho más allá de 2013.

El final de la Alta Velocidad y la conclusión de las autovías, así como la defensa de la pesca, la agricultura y el sector naval son reivindicaciones que planteará al "Gobierno en funciones de Mariano Rajoy". El lapsus -hasta que no haya sesión de investidura en diciembre, el Ejecutivo en funciones es de Zapatero- da a entender que el líder gallego ya ha pasado página.