Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a tres vecinos, dos adultos y un menor, en Valencia

El agresor, de 33 años, les asesinó con un cuchillo e hirió a dos personas más.- Al parecer, el presunto asesino ha ido llamando puerta a puerta del edificio en Castellar-Oliveral para cometer los crímenes

Un hombre de 33 años, J. P., entró esta noche, sobre las nueve, en un edificio de Valencia y mató e hirió a puñaladas a cinco vecinos según le iban abriendo la puerta en varios rellanos de la escalera. Asesinó a un hombre de mediana edad, su hijo de 13 años que, al parecer, salió a ayudarle, y a una mujer de unos 50 años. La esposa del fallecido también resultó gravemente herida, por lo que se teme por su vida. La quinta persona herida presenta importantes lesiones.

El filo del arma blanca que portaba el presunto homicida se quedó clavado en su última víctima, lo que, según fuentes policiales, le ha impedido seguir matando. El edificio de la masacre está situado en el número 1 de la calle de la Poetisa Leonor Perales, ubicada en la pedanía de Castellar-Oliveral, al sur de la ciudad de Valencia.

El presunto homicida fue detenido cuando bajó a la calle. Llevaba las ropas y las manos ensangrentadas, lo que llamó la atención de un policía local, vecino de la zona, que estaba fuera de servicio. Se acercó a él y le preguntó por las causas de su aspecto. El presunto homicida se miraba, según algunas fuentes, sin entender nada, preguntándose por el motivo de su situación.

Fuentes policiales relataron a este periódico que el hombre, vecino de la cercana localidad de Alfafar, presentaba síntomas de estar enajenado o de haber sufrido un trastorno transitorio. El presunto triple homicida ya ha sido conducido al retén de la Guardia Civil de Alfafar.

En un principio circuló la versión de que todo se había debido a una disputa vecinal, si bien a medianoche se pensaba que el hombre de 33 años habría actuado por causas desconocidas, subiendo la escalera del inmueble y atacando sin más explicación a aquellos residentes que le franqueaban la puerta.

A los pocos minutos del suceso, la pequeña pedanía de Castellar-Oliveral se llenó de ambulancias, policías y guardia civiles. Una de las heridas, la mujer de uno de los fallecidos, tiene 48 años y se encuentra muy grave, con heridas en el tórax y en el abdomen. Fue trasladada al cercano hospital de La Fe. El hombre herido, de 44 años, está grave por las heridas en la espalda y la cabeza; está ingresado en el Hospital General.

La Policía se encuentra investigando las causas de este homicidio y aún no ha podido concretar si existe alguna relación familiar o de amistad entre las víctimas del suceso y su autor. Los tres cuerpos ya han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal para serles practicada la autopsia, después de que el juez de guardia ordenase el lavantamiento de los cadáveres.