Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suben los impuestos en Tarragona y Reus

Ballesteros incrementa el IBI y la recogida de basuras un 9,5% gracias a la abstención del PP

Los Ayuntamientos de Reus y Tarragona han aprobado hoy las ordenanzas fiscales para el 2012, en las que se disparan la subida de impuestos y tasas municipales. En Tarragona la situación era incierta porque el PSC gobierna en minoría y tuvieron que negociar in extremis con todos los grupos. El alcalde, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, barajaba desde adecuar las tarifas al IPC hasta implementar un 22% el IBI o el 47% la recogida de basuras. Al final, estos dos impuestos subirán el 9,5% a partir del 1 de enero del 2012. A la práctica, significa que un hogar de noventa metros cuadrados pasará a pagar de 226 euros anuales de IBI a 248. La recogida de basuras será diez euros más cara al año. La propuesta salió adelante gracias a la abstención del Partido Popular, quienes también votó favorablemente para adecuar otras nueve tasas al IPC acumulado desde el 2009. Es decir, incrementarlas el 5,4%. La única regidora de ICV, Arga Sentís, se abstuvo en la mayoría de casos y Convergència i Unió votó contra.

"Hoy el PP no ha salvado la ciudad, sino al PSC y a Ballesteros de dar explicaciones a la ciudadanía", acusó a los populares la portavoz de CiU, Victòria Forns. "Si mi grupo hubiera dicho que no a las ordenanzas, se colapsaría el Ayuntamiento y solo quedaría una opción: presentar una moción de censura", se justificó el portavoz popular, Alejandro Fernández. Ballesteros elogió al PP y pidió consenso para aprobar los próximos presupuestos municipales.

En cambio, en Reus, donde gobiernan CiU y PP, se fijó la subida del 7% del IBI y del 27% en la tasa de recogida de basuras.