Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A subasta el gran amor de Elizabeth Taylor

La colección completa de joyas de la actriz, valorada en 21 millones de euros, se ofrecerá al mejor postor en diciembre

Una vez dijo que los tres amores de su vida habían sido Mike Todd, Richard Burton y las joyas. Por eso, aquellos dos maridos se preocuparon de regalarle a Elizabeth Taylor collares, anillos y colgantes. La actriz logró coleccionar en su vida un conjunto que a día de hoy se valora en más de 21 millones de euros y que en diciembre será puesto a disposición del mejor postor por la casa de subastas Christie's de Nueva York.

Uno de los objetos más amados por la diva de los ojos violeta es el que más dinero espera recaudar. Se trata de un anillo de diamantes con aro de platino de 33 quilates que le regaló Richard Burton en 1968 y que está valorado en unos dos millones y medio de euros. Por algo, en palabras de su fallecida expropietaria, la joya le daba "el sentimiento más extraño de belleza".

La colección incluye obras de arte, joyas, prendas y objetos personales de la que muchos consideraban como la última gran diva del cine contemporáneo y que falleció con 79 años el pasado 23 de marzo. También se subastarán otros regalos que Burton le hizo a Taylor: por ejemplo, la llamada Peregrina, un collar de diamantes y perlas del siglo XVI valorado en un millón y medio de euros, o un anillo de las mismas piedras por el que se prevé recaudar otro millón.

"Nunca, jamás vi a mis joyas como trofeos", escribió la actriz en su libro de memorias titulado My love affair with jewerly, publicado en 2002. "Estoy aquí para cuidarlas y amarlas. Cuando muera y las pongan a subasta, espero que quien sea que las compre les pueda dar un bonito y buen hogar".

Una parte de la recaudación de la subasta será destinada a The Elizabeth Taylor AIDS Foundation (ETAF), una organización que la actriz fundó en 1991 y que desde entonces lucha contra el sida.

Antes de conocer a su nuevo dueño, las joyas darán la vuelta al mundo, como parte de una exposición itinerante por las sedes de Christie's en Moscú, Londres, Los Angeles, Dubai, Ginebra, París y Hong Kong. La etapa final será Nueva York, donde las pertenencias de Taylor serán expuestas durante diez días, antes de que se celebre la subasta, entre el 13 y 16 de diciembre. En esos días llegará el momento de que alguien más descubra ese sentimiento tan extraño de belleza.