Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La decisión de Aralar de coligarse con Bildu mete presión al PNV

La decisión tomada ayer por la asamblea nacional de Aralar de acudir con Bildu a las elecciones generales del 20-N, y el nuevo escenario abierto en el mundo abertzale con esta acumulación de fuerzas, está metiendo presión al PNV, tanto en el País Vasco como en Navarra, para seguir liderando la representación del nacionalismo vasco en las Cortes Generales.

El PNV mantiene intacta y sin el menor atisbo de duda su decisión de ir en solitario a los comicios en el País Vasco y así se lo trasladará oficialmenteel martes a los representantes de Bildu en una reunión en Bilbao.

En Navarra, el escenario es más complejo, ya que el partido de Iñigo Urkullu deberá buscar otras opciones, casi contra el reloj, para presentarse tras la ruptura de Nafarroa Bai.

Aralar prevé "una pugna muy tensa para sobrepasar incluso al PNV"

El PNV analiza la forma para poder hacerlo, ya que la marca NaBai pertenece legalmente a Aralar y además una coalición debe incluir al menos a dos partidos y en NaBai solo queda como tal el PNV, junto a un grupo de independientes. En nombre de este último colectivo, la parlamentaria Uxue Barkos lamentó la decisión de Aralar, pero aseguró que el proyecto de NaBai continúa, aunque "habrá que reformularlo".

El coordinador general de Aralar en Navarra, Txentxo Jiménez, ha reconocido que el debate fue complejo y completo. Pero apuntó, en declaraciones a EL PAÍS, que la nueva coalición hará "una pugna muy tensa para sobrepasar incluso al PNV" en Euskadi "y puede ser primera fuerza también" en Navarra. "Es una oportunidad histórica incluso más allá de estas elecciones", incidió.

El portavoz de la izquierda abertzale Niko Moreno advirtió al PNV en declaraciones a Europa Press de que ni sus bases ni "gran parte del electorado" de NaBai entenderán un rechazo a su oferta, mientras que el sí de Aralar a la propuesta "abre un gran componente de ilusión".

A esta opinión sumó también Pello Urizar, secretario general de EA, uno de los partidos coligados en Bildu. "Sumar es positivo y, de la misma forma, que en las municipales y forales supimos ilusionar a gran parte de la sociedad vasca, va a pasar lo mismo el 20-N", dijo Urizar, quien participó en Vitoria en los actos del 25º aniversario de su formación.