Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Petra Ecclestone: la novia del millón de euros

La hija del patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, se casa hoy con el empresario James Stuart en Roma, en una boda que durará todo el fin de semana

La semana comenzaba con el enlace entre Kim Kardashian y el jugador de baloncesto Kris Humphries en California. Al otro lado del globo, el fin de semana se tiñe de blanco con un triple acontecimiento: la boda de la directora de cine Sofia Coppola y el cantante Thomas Mars en Bernalda, al sur de Italia; la del príncipe de Prusia, Georg Friedrich Ferdinand con Sophie Johanna Maria, princesa de Isenburg en Postdam, para sorpresa de los alemanes -poco acostumbrados al boato monárquico- y la de Petra Ecclestone y James Stuart. Tal vez, esta última la más esperada por tratarse de la hija del patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone.

La heredera de una de las mayores fortunas de Inglaterra no ha desmerecido a su título y anoche comenzó con los fastos de su boda que se prolongarán todo el fin de semana en Roma. Petra, de 22 años y el empresario, de 28 se casarán esta noche en el castillo Odescalchi, fortaleza del siglo XV donde contrajeron matrimonio Tom Cruise y Katie Holmes. En el castillo se desarrollará la recepción de los invitados, entre los que están las princesas Eugenia y Beatriz, hijas de Sarah Ferguson e íntimas amigas de la novia, a las que se pudo ver la noche de ayer en una fiesta previa al enlace con las hermanas Hilton, entre otros famosos.

La fortaleza acogerá también la celebración del enlace organizado por la empresa Peregrine Armstrong-Jones, encargada de bodas como la de David y Victoria Beckham, Elton John o la de la nieta de Isabel II, Zara Phillips.

La velada contará con diversas actuaciones musicales, entre ellas la de Eric Clapton, amigo de Bernie Ecclestone, y los Black Eyed Peas, el grupo favorito de Petra Ecclestone. Vera Wang será la encargada de diseñar el traje. Se calcula que el padre de la novia podría haber desembolsado más de un millón y medio de euros para regalarle a su hija la boda de sus sueños.