_
_
_
_

Detenido en Lleida un multirreincidente que llegó a robar en una iglesia y un centro de salud

Los Mossos le atribuyen también seis hurtos en domicilios

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un ladrón multirreincidente que se dedicaba a desvalijar casas y comercios y que había diversificado sus objetivos llegando a forzar también un centro médico y una iglesia. La policía catalana le atribuye seis robos en domicilios de Lleida y en un comercio de la calle Carme, dos robos en el Centro de Atención Primaria (CAP) de Balafià -de donde se llevó recetas y medicamentos- y un hurto en una iglesia.

Los investigadores empezaron a tirar del hilo después de que una patrulla de paisano interceptara a Jordi C.D., de 39 años y vecino de Lleida, el pasado martes cuando estaba tratando de forzar la ventana de una inmobiliaria. Tras investigarle, le pudieron relacionar con nueve robos, además de un delito contra la salud pública y falsificación de documento, ya que con las recetas iba a comprar medicamentos que luego vendía a toxicómanos en el barrio Antic de Lleida.

De la iglesia, situada en la rambla Ferran, lo que se llevó fue una impresora, aunque de los domicilios logró un mejor botín, principalmente joyas y otros objetos de valor que fueron recuperados en el registro de su casa.

Paralelamente, los Mossos detuvieron en Balaguer a dos hermanos, de 19 y 22 años, que habían cometido seis robos en viviendas y comercios de la comarca de La Garrotxa (Girona), concretamente en Olot, Santa Pau, La Canya y Sant Joan Les Fonts. Las pesquisas arrancaron después de que entraran en una segunda residencia de La Sentiu de Sió, de donde se llevaron un equipo completo de submarinismo, un detector de metal, un ordenador portátil y una motosierra, entre otros enseres.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_