Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP cierra la radiotelevisión de Mallorca por "interés público"

El Gobierno popular sentencia M, la televisión que investigó la memoria histórica y los casos de corrupción.- El motivo aducido, además de la crisis económica, es la duplicidad de las emisiones con las de la televisión autonómica balear, IB3

La liquidación de la Radiotelevisión de Mallorca (RTVM) es de "interés público", según ha acordado por mayoría absoluta el PP en el pleno del Consell de Mallorca. El nuevo poder trabaja para cerrar "lo más rápido posible" las emisiones de la radio Ona Mallorca y de M http://rtvmallorca.cat/, la estación de televisión insular a las que atribuye "mínimo eco social" y alto coste. La decisión supondrá el despido de los 117 trabajadores de la empresa pública cuyo presupuesto es de 9,5 millones al año.

La muerte de M y Ona, tras cinco años de emisiones, representará un recorte "al pluralismo informativo y de opinión" y la pérdida de dos medios en catalán, según un manifiesto elaborado por decenas de profesores la universidad de Baleares, UIB.

"Será el primer cierre de una radio televisión pública en España", advierten desde el comité de trabajadores

El PP dejó escrito en el programa electoral autonómico que su objetivo era cerrar la Radiotelevisión de Mallorca. Con la victoria amplísima del 22-M, la promesa quedó consagrada. Se trata de una gran decisión política y polémica en Mallorca. El motivo aducido, además de la crisis económica, es la duplicidad de las emisiones de M con las de la televisión autonómica balear, IB3."Es un lujo que no nos podemos permitir", afirma la presidenta del Consell, María Salom. El portavoz del PSOE, Jaume Garau, acusa a los conservadores "de ser prisioneros de una promesa electoral".

"Será el primer cierre de una radio televisión pública en España", advierten desde el comité de trabajadores, que lleva meses pugnando por la supervivencia de los dos medios y por sus empleos. Entidades sociales y profesionales han reclamado al PP que reconsidere la liquidación de M y Ona Mallorca.

La televisión se comprometió políticamente con una serie documental, pueblo a pueblo, sobre la memoria de las víctimas de los perdedores de la guerra civil.

Denunciando la corrupción

Los informativos de Ona y M han prestado atención periodística a los episodios de corrupción de la época de Jaume Matas en el PP y de Maria Antònia Munar de Unió Mallorquina (UM). En la pasada legislatura los dos grupos de la derecha y el centro -que crearon RTVM- reclamaron el cambio de quien era directora, la periodista Marisa Goñi, al sentirse incómodos por la línea informativa, heridos por algún reportaje.

El consejero de Presidencia del Consell, Jaume Juan, del PP, afirmó que los dos medios públicos tienen una mínima audiencia (el 0,2% aseguró), "un impacto social escaso y su coste insostenible". Diferentes encuestas otorgan el papel de cuarta referencia informativa a M. La Radio y Televisión de Mallorca tiene una red de corresponsales que reflejan la realidad de los pueblos insulares. Más de la mitad de los 56 Ayuntamientos de Mallorca han apoyado la continuidad de ambas estaciones. El Sindicato de Periodistas y la Federación de Asociaciones de la Prensa han lamentado la decisión de cierre y los despidos de los profesionales, con lo que supone de recortea la libertad de información, la extinción de un medio público.

Un abogado y funcionario José Manuel Campillo Carrillo -exbombero y expolicía-, sin experiencia en medios ni reestructuraciones laborales ha sido designado director, liquidador, de la sociedad RTVM. Las asociaciones de productoras lamentan el perjuicio económico que la clausura motiva en el sector audiovisual. La presidenta del Consell, María Salom, sostiene que el cierre "me duele pero es inevitable. No queda más remedio, la radio y la televisión no son asumible en tiempos de crisis". Salom afirma que la izquierda y los nacionalistas gastaban desde el Consell más en RTVM que en apoyos a los municipios.