Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Síndic pide a Interior que abra una investigación por las cargas en la plaza de Catalunya

El defensor del pueblo catalán considera "desproporcionada" la actuación de los Mossos d'Esquadra en la plaza e insuficiente en el cerco al Parlament

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha sugerido esta mañana que el consejero de Interior catalán, Felip Puig, abra una investigación por las cargas en la plaza de Catalunya, en Barcelona, el pasado 27 de mayo contra los indignados. Ribó ha pedido que Puig analice el uso "desproporcionado" de la fuerza y abra un expediente a los culpables, "si es que los hay", ha matizado.

El defensor del pueblo catalán ha sido muy duro con las operaciones policiales del 27 de mayo y del 15 de junio, en el cerco al Parlament por parte de los indignados, que ha calificado de "disparatadas". A su entender, en la plaza de Catalunya hubo "agentes que actuaron de forma desproporcionada", mientras que en el Parlament "no se vio una respuesta al input recibido". Ribó ha lamentado que la policía no dispersase a la decena de personas que impidieron que tres caravanas de coches oficiales pudiesen acceder a la Cámara. En una de ellas viajaba el presidente catalán, Artur Mas, que al final entró en helicóptero.

El defensor ha presentado hoy un informe con las conclusiones de su investigación de oficio sobre los dispositivos de los Mossos d'Esquadra. Ribó ha recibido 394 quejas, la mayoría (391) por la actuación policial. En su exposición, después de entregar el informe a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha criticado que Puig admitiese sólo pequeñas incidencias. "No se puede aceptar", ha sentenciado, sobre la explicación del consejero.

Ribó ha negado también categóricamente que de su investigación se desprenda que hubo violentos en la plaza de Catalunya que alentasen las cargas policiales, como afirmó el consejero en sede parlamentaria. "No tenemos constancia, ni una sola", ha afirmado. Ribó, en cambio, ha criticado la descoordinación entre la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra y ha lamentado que aquel día se decomisaron cosas "nada peligrosas" como ordenadores o libros.

El informe del defensor pide también que "se haga efectiva la disposición legal que obliga a todos los miembros del cuerpo de los Mossos d'Esquadra a ir visiblemente identificados", algo que incumplen sistemáticamente los antidisturbios. Ribó ha apoyado también que se persiga penalmente a los culpables de los altercados en el Parlament. Unos hechos que ha calificado de "muy graves" y ha pedido que no se relativicen.