Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cinco empresarios por intentar vender nueve helicópteros de uso militar a Irán

Las aeronaves, cuya exportación está prohibida por la ONU, estaban en naves industriales de Madrid y Barcelona.- También querían enviar repuestos a Venezuela

Una red de empresarios españoles, en apariencia "respetables industriales" del sector aeronáutico según fuentes policiales, importaba de Israel y otros países helicópteros militares y excedentes que iban a ser desechados por los Ejércitos respectivos para venderlos después en España, ilegalmente, a ciudadanos de países como Irán o Venezuela. Sin autorización y violando los embargos de la ONU. La Policía Nacional detuvo ayer a dos de ellos cuando estaban a punto de cerrar la venta de varios helicópteros Bell-212 en una nave industrial de Navas del Rey (Madrid) con tres iraníes que habían ido a ver el material y que también fueron arrestados. En Sabadell (Barcelona) fueron detenidos tres españoles más. Pasarán mañana a disposición del juez bajo la acusación de contrabando y tenencia y depósito de armas de guerra.

La policía halló tres helicópteros en la nave de Navas del Rey y otros seis en otra de Terrasa (Barcelona) junto a repuestos y diverso material, todo ello valorado en unos 100 millones de euros, según la Policía Nacional. Los aparatos, que habían sido trasladados desde Israel desmontados y en contenedores, se montaban de nuevo en estos locales. Habían entrado en España bajo la cobertura fraudulenta de una compra civil.

"La reconversión de un helicóptero de este tipo en uno de uso civil es una operación que se hace con frecuencia", señalan fuentes policiales. Las aeronaves, una vez reconvertidas, suelen ser posteriormente adquiridas por comunidades autónomas u otras entidades para destinarlas a los servicios de lucha contra incendios o de transporte de personas. En este caso, sin embargo, parece que el destino pudiera ser acondicionarlas de nuevo como material militar para enviarlas a Irán.

Los Bell-212 son helicópteros militares de transporte, de fabricación estadounidense, cuya exportación está sometida a un estricto control por parte de la legislación comunitaria y española. En el caso de Irán, además, la resolución 1929 del Consejo de Seguridad de la ONU, de 2010, ha impuesto severas restricciones a la venta de armas y material militar. El primer vuelo de este modelo de helicóptero fue en 1968, aunque ha tenido modificaciones posteriores.

Los empresarios españoles no habían pedido ninguna autorización para exportar, pero los agentes tendrán que examinar la documentación para ver si eran los españoles los que se iban a hacer cargo del traslado a Irán o se limitaban a venderlo en España y eran los iraníes los que iban a sacarlo ilegalmente del país.

Los detenidos tenían diversos cargos dentro de un conglomerado de compañías, la mayoría con sede en Navas del Rey y Jerez de la Frontera (Cádiz). En esta última, también registrada, se han hallado los contratos que pretendían firmar para cerrar la compraventa. Uno de los detenidos es presidente de tres de las empresas, consejero delegado de otras tres, administrador único de una y consejero de otras seis. Los objetos sociales de algunas de las empresas son la "reparación y mantenimiento de buques" (Guadaira Componentes S.A.), o la "reparación, revisión y mantenimiento de aeronaves" (Global Maintenance, Repair and Overhaul S.A.). Estas serían, presuntamente, las que usaban los empresarios españoles como cobertura legal para llevar a cabo sus negocios ilícitos con los helicópteros y el material militar.