Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robada parte de la estatua de Fabra del aeropuerto de Castellón

Los ladrones se llevaron en camión tres manos y un brazo de 5 metros del almacén del artista Ripollés

El artista Juan Ripollés ha denunciado esta mañana ante la Guardia Civil el robo de tres manos y un brazo de cinco metros de largo, elaborados en cobre, de la escultura en homenaje a Carlos Fabra que va a instalarse en la rotonda de acceso al aeropuerto de Castellón.

El escultor ha confirmado a El País que el robo se produjo ayer domingo en el almacén que tiene en la localidad de Burriana. Ripollés ha afirmado que el peso aproximado del material robado es de 2,5 toneladas, y que al parecer los ladrones emplearon un camión para llevarse el material. Juan Ripollés dice que el robo retrasará entre dos y tres meses la instalación de la escultura y cifra en unos 38.000 euros el valor de lo sustraido.

Fabra, junto al presidente Francisco Camps, inauguró el aeropuerto sin aviones ni permiso de navegación aérea a finales de marzo, y afirmó que de este forma daría a los ciudadanos la ocasión de hacer turismo y pasear por las pistas hasta que la instalación se ponga en marcha.

El PSOE recurrió esta decisión. Su denuncia fue admitida por la Junta Electoral de Castellón y, luego, definitivamente ratificada por la Junta Electoral Central. Al menos hasta después de elecciones, no habrá paseos por el aeropuerto de Castellón. La fecha de inauguración del aeropuerto continúa siendo una incógnita.

Fabra, que ha anunciado su retirada de la primera línea de la política, recibió en su día con agrado la escultura que le recordará. "Me encanta saber que inspiro a los artistas. Es maravilloso", reconoció el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que añadió: "Qué más puede pedir una persona como yo, si inspirara a las musas también sería perfecto". Fabra reconoció que Ripollés le había dicho que se había inspirado en él para la escultura al pensar que de su cabeza salía un avión.