La Guardia Civil salva a un herido de morir desangrado tapándole la herida con una bandera

La víctima fue apuñalada por su hermano durante una reyerta en Sevilla

Una riña familiar terminó en un violento enfrentamiento y estuvo a punto de acabar en una desgracia irreversible. Gracias a los agentes de la Guardia Civil del puesto principal de Los Palacios y Villafranca (Sevilla) un hombre salvó la vida. Llegó el domingo a las cuatro de la tarde sangrando y los agentes le taponaron las heridas con una bandera de España.

Por la agresión ha sido detenido un hombre identificado como J.G.G., hermano de la víctima, según ha informado la Guardia Civil esta mañana en un comunicado. Está acusado de intento de homicidio.

Poco antes del suceso, una persona había alertado de la existencia de una violenta pelea entre hermanos. Pero los agentes no tuvieron tiempo de intervenir. Una persona llegó al cuartel con sangre en la cara, manos y pecho. "Entre sollozos dijo que se estaba muriendo". Los agentes, mientras llegaban los servicios de emergencias sanitarias, realizaron los primeros auxilios y taponaron las heridas con lo primero que tenían a mano, en concreto una bandera de España.

Los sanitarios trasladaron urgentemente al herido al Hospital Virgen de Valme mientras los agentes buscaban al autor de la agresión, que fue localizado en 20 minutos. Tuvieron que reducirlo para detenerlo y llevaba una navaja de grandes dimensiones manchada de sangre.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50