Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcha de inmigrantes en Melilla para exigir su entrada en la Península

Unas 200 personas recorren a pie dos kilómetros tras la muerte el pasado sábado de tres subsaharianos

Unos 200 inmigrantes, en su mayoría subsaharianos, se han dirigido esta mañana desde el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla y las chabolas de sus alrededores hasta el centro de la ciudad para exigir su salida hacia la Península. La marcha, de unos dos kilómetros, tiene lugar dos días después de la muerte de tres subsaharianos al incendiarse la infravivienda en la que residían junto al CETI.

Los manifestantes portaban pancartas con el lema No vamos a morir por nada o El CETI es una prisión, con las que querían dejar testimonio de las razones por las que abandonan voluntariamente el centro de acogida y prefieren construir chabolas como las que se incendiaron la madrugada del sábado pasado.

La Guardia Civil y la Policía establecieron un amplio dispositivo policial, aunque la marcha discurrió de manera pacífica.