Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un eurodiputado del PP, 'pillado' por una cámara oculta de un 'lobby' falso

El diario británico 'The Sunday Times' grabó las conversaciones en las que se le ofrecía al político español 100.000 euros.- Zalba se defiende diciendo que es víctima de una trampa en la que no cayó porque no cobró

El eurodiputado popular Pablo Zalba Bidegain acordó presuntamente modificar una directiva comunitaria destinada a proteger a los consumidores europeos siguiendo las peticiones de un falso grupo de presión, según ha revelado el dominical The Sunday Times, que desvela que la conversación fue grabada con cámara oculta. Zalba, que ha denunciado haber sido víctima de una "trampa", ha negado haber cobrado por modificar el texto y ha señalado que enmendó la directiva para mejorarla "sustancialmente".

Según el rotativo británico, el mes pasado, Zalba presentó la enmienda utilizando las mismas palabras redactadas por los periodistas encubiertos del dominical británico, que se hicieron pasar por un grupo de presión durante una reunión en su oficina de Estrasburgo (Francia). Los periodistas le hicieron saber al eurodiputado español que se le pagaría por el trabajo, asegura el periódico, que publica hoy extractos de la conversación grabada.

La enmienda de Zalba aparece en los documentos oficiales del Parlamento y puede convertirse en ley. Tres eurodiputados son investigados desde la semana pasada en sus respectivos países después de haber aceptado presuntamente una oferta de dinero a cambio de enmendar directivas; dos de ellos pertenecen al Grupo Popular y el tercero, al socialista. Todos han negado los hechos y han sido forzados a dimitir. Se trata del austríaco Ernst Strasser, el eslovaco Zoran Thaler y el rumano Adrian Severin.

Según el dominical británico, Zalba, de 36 años, fue uno de los 14 eurodiputados que mantuvieron varias reuniones con periodistas encubiertos el pasado invierno. Los periodistas supuestamente le dijeron a Zalba que pertenecían a un grupo de presión con sede en Londres que querían contratar a un "socio dentro del Parlamento" para su consejo asesor que pudiera tener "influencia" en la legislación.

The Sunday Times señala que los periodistas le hicieron saber al eurodiputado popular que a los miembros del consejo se les pagaría unos 100.000 euros anuales y Zalba tenía dos semanas para pensar sobre la propuesta hecha por el falso grupo de presión. Los abogados de Zalba han indicado que él nunca dijo que estuviera dispuesto a aceptar la oferta de empleo del grupo y que presentó la enmienda porque le parecía una buena idea que mejoraría el borrador de la legislación y que no lo hacía por dinero.

Mejoras sustanciales

El eurodiputado, que ha asegurado haber actuado en todo momento bajo las normas del Parlamento Europeo y ha negado haber aceptado retocar una directiva comunitaria a cambio de dinero, explica que enmendó esta ley porque así la "mejoraba sustancialmente" y ha denunciado haber sido víctima de una "trampa".

Zalba ha confirmado haber mantenido varias reuniones con los "falsos" miembros del lobby, que en un primer momento le ofrecieron entrar a formar parte del consejo asesor del grupo de presión al que supuestamente pertenecían, algo que rechazó, y también le propusieron formalizar dos enmiendas a un informe del que el navarro era "ponente en la sombra".

"Una de ellas la rechacé, pero la segunda enmienda, tras consultar con los asesores del Grupo Popular, creímos que era una enmienda que enriquecía y mejoraba el informe sustancialmente porque protege a los pequeños inversores y va en la dirección que dictan las asociaciones de consumidores, y por eso la incorporé al informe", ha señalado.

Ha confirmado que los miembros del supuesto grupo le ofrecieron dinero pero él lo rechazó "de plano", porque ése "es mi trabajo y ya tengo remuneración del Parlamento. Me vuelven a citar en una tercera reunión y vuelvo a rechazar el dinero", ha señalado para añadir que hace unos días le llamaron del The Sunday Times para avisarle de que iban a publicar la información.