Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Ser padre te hace más sexy"

Orlando Bloom visita Madrid para promocionar un perfume y acudir al Bernabéu

Orlando Bloom está en España. Ha llegado para promocionar el último perfume de Hugo Boss, asistir como invitado especial al programa de Cuatro El Hormiguero y presenciar el partido de Liga de Campeones que enfrenta al Real Madrid contra el Lyon. Se trata de una visita programada hasta el último milímetro en la que ha puesto sus condiciones. Una de ellas es no hacer declaraciones. Y así ha sido. Bloom posó sentado en un sofá en el Corte Inglés de Castellana, en Madrid, rodeado de fans y se dejó fotografiar con un bote gigante del perfume. Sonrió mucho y guardó silencio. Eso sí horas antes hizo declaraciones a Efe en las que aseguró:" Ser padre te hace más sexy".

El actor y su novia Miranda Ker han sido padres de un niño hace tres meses. "Al tener un hijo la seducción no desaparece. Tener un hijo me ha centrado en la dirección correcta, porque las cosas pequeñas han perdido importancia. Es el papel más desafiante que he hecho hasta la fecha y me siento bendecido".

A sus 34 años, Bloom dilata todavía su calidad de ídolo juvenil y prepara ya dos papeles para arrasar: el de duque de Buckingham en la nueva versión de "Los tres mosqueteros" -"un personaje distinto, que no llega a ser villano pero sí es como un niño grande", dice- y su vuelta al mundo élfico en The Hobbit, película de la que no dice ni palabra. "No me dejan", se justifica.

Bloom reconoce que quiso ser actor para vivir distintas vidas y adoptar diferentes imágenes: saltó a la fama con el rubio platino de Légolas de El señor de los anillos, luego se afilió al look dirty-chic del barco pirata de Jack Sparrow y ahora se prepara para la Francia absolutista de Los tres mosqueteros.

Después de conocer España en profundidad al rodar Kingdom of heaven en Sevilla y Loarre (Huesca) en 2004, ha pasado por Madrid. Para este trabajo como modelo, Bloom se ha rodeado de los mejores y ha rodado el anuncio con el director más puntero del mundo del videoclip, el sueco Jonas Akerlund -autor del popular Telephone de Lady Gaga y Beyonce- y el fotógrafo Steven Klein. "Ha sido una experiencia muy espontánea", asegura.