Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La actividad de ETA en Francia ha crecido desde inicios de año

La Gendarmería ha localizado más de una docena de vehículos robados

La actividad de ETA en Francia se ha intensificado desde principios de año, según se deduce del aumento de robos de vehículos en el país vecino. La Gendarmería francesa ha encontrado en lo que va de año más de una docena de vehículos robados por la banda y luego abandonados, según fuentes de la lucha antiterrorista. El dato es considerado como un indicio de que los movimientos de ETA en territorio francés son muy intensos, ya que en menos de dos meses se ha localizado una cifra de coches robados que equivale a casi la mitad de todos los sustraidos en 2010.

La reactivación de la banda fue constatada a finales del pasado año y se ha visto confirmada con los datos relativos al robo de turismos en lo que va de 2011. La media de coches robados es de unos 60 al año, aunque en 2010 la cifra fue muy inferior a la de los años precedentes, ya que se hallaron poco más de 30 vehículos robados con anterioridad.

Cuando se abandona un vehículo, previamente se ha robado otro para continuar la actividad en la banda. Los etarras instalados en Francia se mueven en coches robados que son abandonados y destruidos cuando sospechan que pueden haber sido descubiertos por los cuerpos policiales o, simplemente, tras cierto tiempo. El cambio de coche constituye una de las medidas de seguridad adoptadas por la organización terrorista, junto con el cambio de casa, para tratar de evitar la acción policial.

Todos los coches localizados desde principios de año, salvo uno, lo han sido en zonas rurales, por lo que han sido agentes de los puestos locales de la Gendarmería los que los han encontrado. La mayor parte de ellos estaban incendiados para evitar que los cuerpos de seguridad puedan encontrar huellas o evidencias que identifiquen luego a los autores de su robo o uso.