Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inspección de Trabajo multa a la Generalitat por el cambio de horario de los funcionarios el 29-S

La Administracion catalana ha sido sancionada con 3.500 euros

La Inspección de Trabajo ha sancionado a la Generalitat con 3.500 euros por "vulnerar el derecho constitucional de huelga" con la adaptación de los horarios de los funcionarios públicos fijada para la huelga general del 29 de septiembre del año pasado.

La resolución es la respuesta a una denuncia presentada por CC OO de Cataluña, y considera que la conducta de la Secretaría de Función Pública y Modernización de la Adminisración "incide directamente en el ejercicio del derecho de huelga de los trabajadores".

La Generalitat adaptó el horario de sus trabajadores para que coincidiera con los servicios mínimos del transporte público. La resolución de la Inspección de Trabajo argumenta que, con este cambio de horario, la Generalitat facilitó el derecho a ir trabajar de los empleados que no querían hacer huelga por encima del derecho a huelga de los trabajadores que sí querían ejercer su derecho.

La resolución considera que la conducta de la Generalitat es constitutiva de una infracción administrativa grave por "establecer condiciones de trabajo inferiores a las establecidas legalmente o por convenio colectivo, así como los actos u omisiones que sean contrarios a los derechos de los trabajadores".

La sanción, de 3.500 euros, se ha agravado al concurrir los criterios de graduación previstos en el real decreto por el número de trabajadores afectados y por el perjuicio que se causa al conjunto de trabajadores que deciden ejercer el derecho de huelga. CC OO ha valorado muy positivamente la resolución y considera que da ejemplo y pone de manifiesto que "nadie puede estar por encima de la legalidad y vulnerar derechos impunemente", y ha recordado que la multa no se debe pagar con dinero público.