Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un intento de robo de cobre causa retrasos en la línea férrea entre Valencia y Castellón

El corte de unos cables ha afectado a la circulación de trenes a primera hora de la mañana

No pudieron llevarse el cable de cobre, pero el destrozo estaba hecho. Un intento de robo de material en la vía férrea ha causado a primera hora de hoy retrasos de entre 15 y 30 minutos en los trenes de cercanías que cubren la línea Valencia-Castellón. La demora ha afectado a ocho trenes entre las seis y las diez de la mañana, según ha confirmado Renfe. En hora punta la frecuencia de paso habitual es de 15 minutos.

Según explican fuentes de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), el robo frustrado de cable de robo ha provocado una avería en la señalización, lo que ha restado capacidad de circulación a la línea. La rotura de los cables está en vías de solucionarse y los trenes ya han recuperado la normalidad en una de las dos vías afectadas, añaden las mismas fuentes.

La sustracción de material, sobre todo cobre, ha causado varios incidentes en las líneas del ferrocarrril. Uno de los más graves afectó el pasado 8 de enero al corredor mediterráneo durante siete horas. Una quincena de trenes de larga distancia entre Cataluña y la Comunidad Valenciana se dieron afectados por la interrupción del suministro eléctrico. El robo de dos contrapesos del sistema de electrificación en el tramo entre Salou y Cambrils dejó sin servicio a toda la línea de la costa.