Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Moreno ordena la detención internacional de un nazi relacionado con el asesinato de españoles

El magistrado acusa a Demjanjuk, de delitos de lesa humanidad y genocidio, y considera que sirvió en los campos de Flossenbürg y Sobibor, donde murieron 27.900 personas

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha ordenado la detención internacional del nazi John Demjanjuk, Iván el terrible. El auto considera que este oficial de las SS sirvió en los campos de concentración y exterminio de Sobibor (Polonia) y Flossenbürg (Alemania), donde murieron 60 españoles. El magistrado acusa al nazi, que actualmente reside en Alemania, de los delitos de lesa humanidad y genocidio en calidad de cómplice.

Las SS destinaron a Demjanjuk (Ucrania, 1920) a Flossenbürg en 1943 como guardia de prisioneros del Batallón de la calavera, un grupo se caracterizaba por portar un tatuaje en la cara interna del brazo izquierdo con el grupo sanguíneo, como el del acusado. En este campo de concentración de Baviera permanecieron confinados 155 españoles, junto con miles de judios, gitanos, testigos de Jehova y otros presos considerados "asociales". Los prisioneros eran sometidos a abusos físicos y psicológicos, y a realizar trabajos forzosos, según el documento judicial.

El auto recoge testimonios de guardias que coincidieron con Demjanjuk, como Ignat Danilchenko. "En el campo de concentración de Regensburg estuvimos escoltando a prisioneros, aunque él [Demjanjuk] no aceptó mi oferta de acompañarme en mi huida", segura el testimonio.

El juez también menciona al experto en las SS, Charles W. Sydnor, que justifica con una autorización de traslado del campo de concentración com prueba, que Demjanjuk trabajó como guardia en Flossenbürg, y que se había entrenado en el campo de Trawniki.

La orden de detención internacional se produce después de que el juez recibiera en junio una comisión rogatoria de la Fiscalía de Munich en la que se le comunicaba que Demjanjuk únicamente está siendo juzgado en este país por su actuación en el campo de Sobibor, donde murieron casi 27.900 judíos, pero no por los hechos acaecidos en Flossenbürg.

Más información

  • El magistrado acusa a Demjanjuk, de delitos de lesa humanidad y genocidio, y considera que sirvió en los campos de Flossenbürg y Sobibor, donde murieron 27.900 personas