Montilla ve en el sondeo del CIS una remontada para el PSC

CiU pide no confiarse por los resultados de la encuesta

Mariano Rajoy sueña con un escenario que está muy lejos del que describe la encuesta del CIS, en el que el PP sea la única opción posible en la que pueda apoyarse CiU, como alternativa a la sociovergencia. De esa forma podría pensar en futuros acuerdos tras las generales de 2012. Ciutadans resiste y mantiene sus tres escaños. Los datos que acaba de hacer públicos el CIS disipan la posibilidad de atomización del Parlamento catalán, porque con esos resultados no entraría ningún partido nuevo en la Cámara. No tendrían votos suficientes para obtener representación las nuevas formaciones independentistas. El sondeo del CIS sigue siendo malo para los socialistas catalanes, pero es el primero que no apunta a una debacle sin paliativos. Y a ello se han agarrado los de José Montilla para insuflar ánimos a la militancia.

Más información

"En las últimas semanas, el electorado socialista se está movilizando y el PSC, subiendo", ha dicho el portavoz del partido, Miquel Iceta. No es que el PSC suba respecto a su actual representación en el Parlamento catalán. De hecho, pierde hasta cuatro escaños, pero el alejamiento de Convergència i Unió de su tan reclamada mayoría absoluta supone toda una novedad en una campaña en la que todo parecía decidido de antemano. No obstante, para muchos socialistas catalanes la aspiración real no es tanto ganar las elecciones como impedir un Gobierno "sólido" de CiU. Si los nacionalistas tienen que pactar con el PP o con ERC, buena parte de sus proyectos tendrán que quedarse en un cajón, y ello debilitaría profundamente a Artur Mas, opinan.

Los nacionalistas también han sacado el lado positivo del sondeo. El candidato de CiU, Artur Mas, ha celebrado que le encuesta del CIS alerte a su electorado de que no solo no hay nada ganado sino que ahora mismo el tripartito podría sumar más escaños que CiU. "Esta encuesta me va como anillo al dedo. No nos lamentamos. Es un toque de atención para todos aquellos que creen que las elecciones ya están ganadas", ha opinado Mas. Pero los que de verdad han entrado en algo parecido a la euforia fueron el PP y ERC, que se ven más que nunca en el centro del debate y que podrían facilitar la gobernabilidad de CiU.

La candidata del PP, Alicia Sánchez-Camacho, se ha mostrado convencida de que será decisiva para evitar el giro independentista de Artur Mas. Los republicanos de Joan Puigcercós confían en lograr todo lo contrario. "Hay que seguir trabajando para evitar un pacto entre CiU y PP", ha dicho el portavoz republicano Ignasi Llorente. Por otro lado, el secretario general de ICV-EUiA y candidato a las elecciones catalanas, Joan Herreras se ha mostado confiado de que aún es posible "dar un giro a la izquierda". El candidato de ICV-EUiA ha vuelto a apelar a los votantes de izquierda "indecisos o desencantados" para que el 28 de noviembre acudan a las urnas.

El presidente de C's y candidato a la Generalitat, Albert Rivera, por su parte, ha valorado la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) resaltando que los datos muestran la mala noticia, que ya se sabía previamente, de estar ante "una convergencia independentista o hacia el independentismo", en referencia a los 59 escaños que el estudio otorga a CiU.También ha destacado que la encuesta no da pie a mayorías absolutas, lo que abre la posibilidad a pactos, por lo que ha recordado que el actual presidente de la Generalitat, José Montilla, "vendió sus principios para gobernar", y ha explicado que la promesa de no repetir el tripartito se debe "al marco de descomposición en el que se encuentra el pacto de Entesa, y a que sabe que no van a sumar".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50