Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex alcalde de Calp deja sus competencias como concejal del PP por el 'caso Brugal'

Javier Morató, que también es presidente local de los populares, se considera una víctima y defiende su "honorabilidad"

El ex alcalde de Calp (Alicante) y actual concejal del PP Javier Morató ha puesto sus competencias a disposición del alcalde, Ximo Tur, del Bloc, por las revelaciones del caso Brugal. Morató también pone su acta de edil a disposición de la dirección provincial de su partido, aunque considera que es víctima de "un linchamiento mediático" y defiende su "honorabilidad".

En un comunicado, Morató destaca que no está imputado "y ni tan siquiera" ha sido citado "a ninguna declaración previa" en la investigación de la trama político-empresarial en torno al negocio de la basura y el urbanismo en Alicante. Según el también presidente local del PP, le faltó "reacción" cuando en los medios de comunicación apareció su nombre vinculado a supuestas irregularidades en la concesión de una planta de residuos en Calp y por la presunta manipulación del pesaje de los vertidos que llegarían a dicha instalación, todo ello en posible connivencia con uno de los principales investigados en la operación, el empresario oriolano Ángel Fenoll.

Tras divulgarse esta información, el alcalde pidió a los ediles del PP mencionados que dejaran sus competencias. Morató le replicó entonces que no pensaba hacerlo y recordó a Tur que gobierna gracias al apoyo del PP. En cambio, otro concejal del PP, Pedro Jaime Fernández, dejó la militancia del PP sin abandonar el consistorio por la supuesta implicación de sus compañeros de partido en el caso Brugal. Ahora, Morató pide al alcalde que "no tenga ninguna duda sobre su honorabilidad", aunque ha puesto a su disposición todas sus competencias.

La presunta relación de varios políticos del PP de Calp con la trama Brugal surge de las grabaciones realizadas por Ángel Fenoll, uno de los principales implicados en la trama del negocio de la basura en el sur de Alicante. Las grabaciones, intervenidas por la Policía, apuntan a supuestas irregularidades en la adjudicación de la planta de basura de la localidad. La Policía sospecha, además, que pudo haber manipulación del pesaje de los residuos llegados a la planta y, en consecuencia, en la factura del servicio. La investigación considera que estarían relacionadas con estos hechos los concejales del PP Juan Roselló, Fernando Penella y Javier Morató.

Morato, en cambio, dice sentirse "desconcertado y agobiado por tantas falsedades". En su opinión, es "imposible asumir que alguien te puede grabar una conversación" telefónica si "jamás has hablado con dicho señor", en referencia a Fenoll, con el que dice haber coincidido solo tres veces. "Jamás he recibido ni un solo duro de dicho señor, ni de él ni de nadie", añade.

No obstante, hoy mismo la Junta de Gobierno Local ha acordado investigar las facturas sobre el pesaje de los residuos sólidos urbanos remitidas al consistorio por la mercantil Colsur, adjudicataria del servicio y vinculada a Fenoll. El gobierno local pedirá al técnico responsable del servicio de recogida de residuos sólidos un informe exhaustivo y que se investigue a todas las partes implicadas en el proceso de pesaje de las basuras -pesadores, controladores y conductores, entre otros- desde la fecha en que sea posible técnicamente obtener datos fiables, según fuentes municipales.