Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absuelto el joven soldado detenido por difundir vídeos de contenido yihadista

Acuerdo para calificar los hechos como amenazas a la población, con la eximente de trastorno mental

El Juzgado de lo Penal 1 de Granada ha absuelto al joven soldado que en febrero de 2009 fue detenido en Granada por difundir en internet vídeos de contenido yihadista en los que se llamaba a la comisión de atentados terroristas en España. La sentencia absolutoria, a la que ha tenido acceso Efe, llega después de que la Fiscalía y la defensa del acusado llegaran a un acuerdo en virtud del cual el Ministerio Público pasó a calificar los hechos como constitutivos de un delito de amenazas a la población, con la eximente de trastorno mental, y solicitaba su absolución y sometimiento a tratamiento ambulatorio por tres años.

Según el fallo, el acusado, de 25 años y soldado profesional con destino por entonces en la base aérea de Armilla, se acogió al credo musulmán a raíz de la agresión sexual que, según él, había sufrido su novia a cargo del responsable de un establecimiento de Granada.

Eso le llevó, en mayo de 2008, a poner a disposición de los internautas vídeos elaborados por él a partir de materiales audiovisuales de contenido yihadista localizables en internet, en los que, haciendo llamamientos a la yihad contra Granada y en particular contra el presunto agresor de su novia, pretendía incitar a la comisión de actos delictivos de carácter masivo entre los que profesasen el mismo credo religioso, relata la sentenia.

En los vídeos mezclaba fotogramas de decapitaciones y degollamientos de ciudadanos europeos, mutilaciones de occidentales, escenas de ataques con coche bomba a vehículos militares norteamericanos y escenas de localizciones en Granada, además de algunos con la cara del supuesto agresor de su novia, entre otros.

Los vídeos eran alojados en un canal que el acusado marcó con el título "Exención de pecado por la masacre de infieles" y en el que incitaba a la comisión de atentados contra Granada en castigo por los actos cometidos contra su novia, según su creencia.

El joven, Christian P.R.C., fue detenido después de que la Policía le siguiera la pista tras descubrir tres de sus vídeos en una actuación rutinaria de "ciberpatrullaje", lo que derivó en la operación denominada "Nazarí".

Los vídeos generaron entre los usuarios de la red el "serio temor" a hallarse ante un llamamiento a radicales islámicos a la comisión de delitos contra Granada, lo que llevó a la interposición de al menos dos denuncias por este motivo.

El acusado padece un cuadro psiquiátrico compatible con esquizofrenia paranoide, que se agudizó a consecuencia de su "obsesión" por la presunta agresión sufrida por su novia.

Tanto él como su pareja, que en un primer momento también fue detenida junto a él, llegaron a declarar ante el juez Baltasar Garzón.