Figueres, con un pie en Francia

La estación de alta velocidad que permitirá viajar de Barcelona a París en unas siete horas y media entrará en funcionamiento antes de final de año

A la estación de tren de alta velocidad de Figueres (Girona) le queda muy poco para empezar a recibir los trenes que unirán a la ciudad del Alt Empordà con Francia. El presidente de Adif (la empresa pública administradora de este tipo de infraestructuras), Antonio González Marín, se ha paseado esta mañana en uno de los trenes laboratorio que unirán Figueres con Perpiñán. Antes de final de año se podrá viajar desde Figueres a París en alta velocidad. En los mentideros catalanes se ha puesto ya una fecha para que salga el primer tren: el 12 de diciembre. El Ministerio de Fomento ni confirma ni desmiente.

Cuando los trenes empiecen a circular será posible viajar de París a Figueres en poco más de cinco horas, según explicó en enero un portavoz de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles francesa (SNCF). Desde ahí se podrá enlazar por tren convencional hasta Barcelona, un trayecto que tarda unas dos horas. Así, se harían falta unas siete horas y media para unir la capital catalana con la capital francesa.

Ahora la única manera de viajar por raíles desde Barcelona hasta París es con el tren hotel nocturno. El medio de transporte sale a las nueve de la noche y llega a París a las nueve de la mañana:12 horas de viaje. El precio del billete oscila de los 86 a más de 400 euros, dependiendo de la clase, el régimen de alojamiento, la edad, etc. Renfe no detallado aún cuánto costará el billete con la alta velocidad.

González ha confirmado también esta mañana que "a lo largo del mes de diciembre" se conectará el puerto de Barcelona con el ancho internacional. "Será el primer puerto del Estado en hacerlo", se ha felicitado el presidente de Adif.

La estación gerundense se bautizará como Figueres-Vilafant, porque a pesar de estar en las afueras de la capital de la comarca del Alt Empordà, se erige sobre los terrenos que pertenecen a Vilafant. Ambas localidades habían pugnado por llevarse el nombre, y al final se ha optado por una solución de consenso.

Asimismo, el presidente de Adif ha recordado que la estación es provisional. El nuevo lugar de parada de trenes tiene 12.600 metros cuadrados y está casi acabada, con los letreros relucientes y las pantallas donde se anuncian los horarios, en marcha. La estación provisional ha costado 5,1 millones al erario.

Lo más visto en...

Top 50